Inteligencia artificial y digitalización, elementos estratégicos en la gestión turística en O Salnés

El pleno de la Mancomunidade aprueba presentarse a fondos de la Secretaría Xeral de Turismo con un proyecto de Redes Inteligentes | Crear un street view o sensorizar la red de agua, partes de la nueva iniciativa comarcal

El proyecto se aprobó en uno de los últimos plenos de la Mancomunidade de O Salnés.

El proyecto se aprobó en uno de los últimos plenos de la Mancomunidade de O Salnés. / Iñaki Abella

A. G.

Las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial o la digitalización son tres elementos que han irrumpido con fuerza en los servicios que las administraciones ofrecen a los ciudadanos, convirtiéndose la Mancomunidade de O Salnés en una de las entidades pioneras en apostar por este tipo de iniciativas. Así lo ha vuelto a demostrar al presentar un proyecto de Redes de Destinos Inteligentes cuyo principal objetivo es mejorar los servicios turísticos que existen en la comarca, facilitando no solo datos a los visitantes y usuarios, sino también a la propia administración de cómo se encuentra la situación.

La redacción de este proyecto, en el que estarían implicados todos los municipios y supondría una aportación de cerca del millón de euros, incluye hasta 23 acciones que han sido diseñadas por una empresa externa. Algunas de esas acciones servirían para centralizar en una única plataforma el análisis de datos de cuestiones como los consumos del agua, los eléctricos o su distribución por las diferentes redes y, en el futuro, analizar cuales son las necesidades puntales en cada momento.

Ramón Guinarte, gerente de la Mancomunidade, señala que es un proyecto que “nos permite gestionar mejor los servicios públicos pero que, por el tipo de ayuda que solicitamos, se centra en el turismo”. Insiste en que “influye no solo en los datos turísticos sino que también ofrece la posibilidad de convertirnos en ciudades inteligentes”.

Además del estricto análisis de datos sobre los servicios públicos, el proyecto lleva aparejadas varias iniciativas muy concretas que pueden resultar clave para el turismo. La primera de ella es la modificación, mejora y modernización de la página web de la comarca de turismo de O Salnés ya que la actual es “un auténtico monstruo que se encuentra al límite de su capacidad”. Vinculado con ella, está la creación de una aplicación de participación turística y la creación de un módulo asesor virtual cognitivo, que tendrá como misión facilitar al turista toda la información, para lo que contará con elementos de inteligencia artificial.

Dentro del proyecto también se contempla la realización de un estudio del impacto económico del sector turístico. “Ya sabemos cual es el volumen de turistas que nos llegan desde hace dos años y medio, pero ahora lo que queremos saber es cual es el impacto real que causan en nuestra economía y en nuestra comarcal, saberlo de la forma más próxima que podamos”, explica Guinarte. Dentro de ese objetivo se encuentran las analíticas de movilidad que van a poder acometerse, no solo de los turistas, sino también de los vecinos de la comarca.

Entre las iniciativas más novedosas que se introducen en este proyecto también destaca la puesta en marcha de un street view, es decir, la posibilidad de que los turistas puedan conocer la comarca para elegir qué lugares quieren visitar, a donde pueden acudir y qué ruta pueden seguir. En principio, el objetivo de este street view no tiene intención de ser una alternativa al de Google Maps, sino ofrecer la posibilidad de conocer aquellos lugares a lo que este no llega y que pueden suponer un interesante atractivo para los turistas. En la época en la que los consumos de agua se disparan de forma espectacular, el proyecto también abre la vía a tener controlada toda la red de suministro de agua mediante la sensorización de la misma. Eso permitiría conocer cuales son las necesidades más importantes de la red en cada momento. Sería una forma de complementar otras actuaciones que se llevan esperando mucho tiempo para evitar el colapso de la red de suministro de la Mancomunidade.

Todas estas actuaciones y el resto de las que contempla el proyecto dependerán de la decisión que tome la Secretaría General para el Turismo (Seggitur) que tendrá la última palabra para dar luz verde a una iniciativa muy novedosa para controlar el crecimiento del turismo y los servicios que se le presentan. El ente comarcal lleva años siendo un ejemplo de efectividad a la hora de conseguir inversiones para sus proyectos, especialmente en el apartado turístico. Esa efectividad se debe al importante trabajo que vienen desarrollando sus técnicos y “esperamos que, en este caso, sea igual”. En caso de que se acabe con siguiendo la financiación, la Mancomunidade tiene un cronograma específico para ir poniendo en marcha las 23 acciones previstas en el mismo. Si se diese el caso de que se aprobase este mismo mes de julio, esas acciones ya comenzarían en septiembre de este mismo año y se extenderían por 2025 y 2026 para cumplir el año y medio de plazo de ejecución.

El precedente de los polos turísticos inteligentes

La Mancomunidade lleva ya un tiempo implementando un proyecto que vincula inteligencia artificial y digitalización con turismo. Se trata del “Sanxenxo y O Grove: polos turísticos inteligentes”, una iniciativa que resultó beneficiaria de la convocatoria de Destinos Turísticos Inteligentes” de Red.es. Esta propuesta es un tanto diferente a la que s ele va a aplicar a todos los concellos. Cuenta con una inversión de casi 1,5 millones de euros y su principal objetivo es profundizar en el conocimiento de los turistas, implementar soluciones tecnológicas para gestionar la saturación del destino en los meses estivales y mejorar la eficiencia y la gestión de las prestación de servicios públicos con alta incidencia en los visitantes. Este proyecto comenzó a implantarse en el año 2021y ya cuenta con la mayor parte de las acciones prácticamente desarrolladas. De hecho, alguna de ellas, complementará las que se van a acometer en el seno de la nueva iniciativa que quiere poner en marcha la Mancomunidade. Sanxenxo y O Grove, que llevan trabajando desde 2018 en este proyecto con una inversión máxima establecida de 1.489.996,42 euros, comparten el fenómeno de la estacionalidad, es decir, multiplican su población en verano con la llegada del turismo. Este hecho conlleva cifras pico en cuanto a la afluencia de viajeros, pernoctaciones y facturación del sector turístico en el periodo estival; sin embargo, también supone un auténtico desafío para los municipios en materia de gestión de los servicios públicos.

Suscríbete para seguir leyendo