Vandalizan los molinos del río Chanca, cruceiros y otros elementos etnográficos de Meaño

La limpieza de la piedra suele ser compleja y costosa | La búsqueda de los gamberros es difícil

Uno de los molinos vandalizados por grafiteros sin escrúpulos.   | // T.H.

Uno de los molinos vandalizados por grafiteros sin escrúpulos. | // T.H.

T.H.

Empiezan a asomar actos vandálicos contra el patrimonio en un municipio tranquilo como es el meañés. Unas actuaciones que se manifiestan en los molinos de la ribera del río Chanca, concretamente en el tramo más transitado, que es el que discurre entre los puente Caxoi (Lores) y Axís (Simes) que han sufrido los ataques de grafiteros que muestran escaso o nulo respeto al patrimonio histórico de la localidad.

Este vandalismo se manifiesta a través de pintadas en los molinos restaurados, el más visible y tristemente notorio, el de Entremuiños, que apareció con dibujos sin gusto en una de sus paredes, con pintura de spray en colores negro y rojo.

En el catastro de la Ensenada

Un molino que, en origen y acreditando su impronta, aparecía ya registrado a mediados del siglo XVIII en el catastro del Marqués de la Ensenada, figurando en él como propiedad de Francisco de la Yglesia, y que luego se tornó en molino de 28 aparceros dejando de moler grano a finales de los años 60 del siglo pasado, según los documentos existentes.

Un episodio este de pintadas que se repite luego en dos molinos más de la ruta, río arriba. Se suman así a los bancos de piedra de la senda fluvial, en el tramo bajo del río Chanca cercano a la senda fluvial de Os Pasales en Dena y que ha sido el último en estar operativo esta misma primavera, pero que, a las primeras de cambio, sufre el vandalismo.

Cruceiros dañados

Los autores de estas pintadas van más allá, y en su recorrido, dejaron también su sello con pintura roja en dos caras del pedestal de la base del cruceiro de A Sabiñela en Simes. Un cruceiro que, aunque apartado de los núcleos de población es uno de los lugares que conserva aún reminiscencias de rituales ligados al mundo de la magia escatológica.

Los actos vandálicos ya han sido denunciados antes las administraciones competentes, aunque parece muy difícil dar con el autor o autores de los mismos, por lo que en principio lo único viable es la limpieza a cargo de sus propietarios.

Limpieza

Debido a que la acción de realizó sobre piedra, las tareas de recuperación son mucho más difíciles de ejecutar, especialmente si requieren de permisos de Patrimonio que suele obligar a que no se empleen productos abrasivos ni máquinas en el borrado de este tipo de pinturas. Ello hace mucho más costosas las labores de restauración de estos inmuebles.

Suscríbete para seguir leyendo