Castro saca adelante el presupuesto comarcal y nombra a Sabela Fole como vicepresidenta

La cambadesa iguala fuerzas en la comisión ejecutiva de la Mancomunidade y permitirá a los conservadores aprobar sus propuestas con el voto de calidad del presidente

Sabela Fole fue nombrada viceptresidenta de la Mancomunidade de O Salnés.

Sabela Fole fue nombrada viceptresidenta de la Mancomunidade de O Salnés. / Iñaki Abella

A. G.

No hay problema que pueda eternizarse, y menos en política. Hace menos de un mes, el PP sufría una importante derrota en la Mancomunidade al quedarse sin presupuestos, sin vicepresidencia y sin dinero para el ente presidido por David Castro, una derrota que se solventaba ayer en parte después de retirar la asignación económica de José Aspérez como delegado de Turismo. Sin esta propuesta sobre la mesa, no hubo impedimento para que los representantes de Meaño acudiesen, incluido el propio Aspérez, para apoyar las dos propuestas que Castro volvía a llevar al pleno: el presupuesto y la vicepresidencia para Sabela Fole. Ambos salieron adelante tan solo con el apoyo de los conservadores y de Aspérez, mientras el resto del arco político optaba por votar en contra.

En el primero de los puntos, el presupuesto de 5,7 millones de euros, el PSOE, con el que Castro intentó negociar, anunciaba su voto en contra por tres cuestiones que fue desgranando Marta Giráldez. La primera de ellas no haber convocado la Comisión de Contas; la segunda, incluir una partida de 150.000 euros para la ETAP de Treviscoso para redactar un proyecto que debería redactar la Xunta, además de no especificar como van a hacer frente los concellos a ese gasto; y la tercera, y la fundamental para el PSOE, el nombramiento como vicepresidenta de Fole, “tan solo dos semanas después de haber alcanzado un consenso para modificar los estatutos de la Mancomunidade”.

Castro respondió a las tres cuestiones, señalando que los anteriores tampoco convocaban la comisión de Hacienda, “en la que se deben tratar estos asuntos”, aunque la secretaria afirmó posteriormente que sí que se convocaban en la época de Giráldez; en la necesidad de disponer de cuatro millones de euros comprometidos por la Xunta para intentar acabar con los problemas de la red de suministro e impulsar un proyecto muy necesario para O Salnés; y en que la vicepresidencia no era objeto de debate.

BNG y EU, que también votarían en contra, censuraron que el PP optase por ignorarlos a la hora de diseñar los presupuestos, algo que Castro reconoció y se comprometió en que iba a solventarlo en futuras ediciones abriendo diálogo con ellos.

El nombramiento de Fole como vicepresidenta no tuvo debate. La cambadesa fue la única que se postuló para el cargo y no hubo sorpresa en la votación: catorce a favor y trece en contra. Fole tomó posesión de su nueva responsabilidad entre las felicitaciones de sus compañeros de partido, mientras el PSOE volvía a incidir en que el nombramiento de la cambadesa supone trastocar el equilibrio de fuerzas que existía en la comisión de alcaldes, igualando ahora el PP el número de alcaldes que posee el PSOE, lo que le permitirá aprobar cualquier iniciativa con el voto de calidad del presidente.

Suscríbete para seguir leyendo