La polémica más estéril sobre los sueldos del alcalde y ediles de A Illa, según Matías Cañón

El PP acusa a los nacionalistas de crear una crisis de gobierno al denunciar los sueldos de sus socios de gobierno | Los conservadores consideran que la crispación es inaceptable

Matías Cañón, a la izquierda, con los concejales del PP de A Illa. |   // IÑAKI ABELLA

Matías Cañón, a la izquierda, con los concejales del PP de A Illa. | // IÑAKI ABELLA

R.A.

Matías Cañón, portavoz del PP en A Illa de Arousa, lamenta la crispación del bipartito formado por PSOE y BNG por los sueldos y liberaciones. El grupo del PP acusa en especial a los nacionalistas por generar una crisis en el seno del gobierno “con una propuesta unilateral para la reducción del sueldo del alcalde Luis Arosa y la supresión de otras tres dedicaciones exclusivas del Concello, que se presentará al pleno del próximo viernes y que fue presentada de espaldas al alcalde y del grupo socialista”.

A juicio del PP, “un gobierno que funcione de forma normal saldría públicamente y de forma conjunta para hablas de la necesidad de ahorro o lo que fuese necesario, actuando con unidad de acción; pero en A Illa de Arousa padecemos el mayor esperpento de la provincia, con un BNG que no deja de traicionar a su socio y pone obstáculos a cada paso”.

El fondo

El PP entiende que debe quedar claro que no se entra en el fondo de la cuestión, pues “ya dijimos al principio del mandato que los sueldos de los políticos de A Illa son estratosféricos para nuesto municipio”, en palabras de Matías Cañón.

El portavoz conservador reitera que su partido fue el único que se opuso a los cuatro sueldos para el gobierno por 110.000 euros anuales (a los que hay que añadir aproximadamente un 35% más en cotizaciones sociales que los elevarían hasta 148.000 euros) y reveló que mantendrán reuniones internas en los próximos días “para decidir el sentido del voto, ya que los populares tienen la llave de la votación al contar con cinco de los once concejales de la Corporación”.

Deslealtad

Matías Cañón considera que en A Illa se registra por esta causa “un nuevo episodio de deslealtad entre los socios del gobierno, que surgen siempre desde las filas del BNG mientras que el PSOE se mantiene callado y sumiso, lo que impide un normal funcionamiento del Concello con el consiguiente menoscabo para los vecinos”.

El edil se pregunta por qué los nacionalistas no se acordaron en su momento de que los 110.000 euros anuales en salarios eran excesivos cuando los votaron a favor en el pleno de organización del pasado 27 de julio, “pues en el PP ya dijimos que eran una barbaridad”.

Sueldos del BNG

“Estamos ante un ejercicio de falsa honestidad e hipocresía por parte del Bloque, que hace lo peor que hay en la vida, que es traicionar a sus socios porque, si realmente cree en esta reducción y en el funcionamiento normal de un gobierno, negociaría con los socialistas en vez de acuchillarlos como hacen una y otra vez”. Y agrega Cañón: “la gente del BNG de A Illa trata de quedar bien con los vecinos pero no renuncian a los 55.000 euros anuales de sus sueldos”.

Suscríbete para seguir leyendo