Las cerca de 3.000 personas que disfrutaron del estreno del Vilanova Fest garantizan su continuidad

Se superaron las mejores expectativas de público en la noche del sábado en Vista Real para disfrutar de la música de los años 80 | Carlos del Río: “Se va a hablar del festival mucho tiempo”

Una imagen que ayuda a tomar rederencia de la cantidad de personas que acudieron a la primera edición del festival.

Una imagen que ayuda a tomar rederencia de la cantidad de personas que acudieron a la primera edición del festival. / Cedida

La primera edición de O Son Vilanova Fest resultó todo un éxito de público y de crítica. Más de 3.000 personas se dieron cita en la noche del pasado sábado en la finca del Pazo de Vista Real para disfrutar de un evento que congregó a algunas de las voces más significativas del pop de los años 80 y 90.

La comisión de fiestas de András, Concello de Vilanova y la promotora Debajo de mi casa con Carlos del Río al frente, fueron los encargados de reunir en el escenario vilanovés a un cartel que incluyó nombres de lo más conocido entre los grupos que tuvieron su explosión musical hace ya más de cuatro décadas. La Banda del Capitán Inhumano; Bernárdez, cantante de The Refrescos; Javier Herrero, voz de Los Pecos; El Norte; así como Joaquín Padilla, líder de Iguana Tango, fueron los protagonistas de una noche de música con una amplia legión de seguidores.

Javier Herrero, cantante de Los Pecos, durante la actuación.

Javier Herrero, cantante de Los Pecos, durante la actuación. / Cedida

Reconocía Carlos del Río que “todo salió mucho mejor de lo que esperábamos. El tiempo acompañó y hubo cerca de 3.000 personas”. Tal fue el éxito por encima de las previsiones más optimistas que se agotó toda la comida disponible en los food trucks que se instalaron en Vista Real.

Fue sobre las tres de la mañana cuando dejó de sonar la música, incluso hubo una breve sesión dj al final porque eran muchos los espectadores que demandaban un poco más de diversión. En este sentido, Carlos del Río quiso poner en valor que “el enfoque familiar que le queremos dar al evento también cuajó muy bien. Había muchas familias con niños pequeños que disfrutaron también de la zona de juegos y el ambiente fue de lo más agradable para todos”.

Se agotaron incluso las existencias de comida en el evento.

Se agotaron incluso las existencias de comida en el evento. / Cedida

Las felicitaciones a la organización llegaron también de los propios artistas. “La verdad es que todos alucinaron con el lugar y con Vilanova. Tocar en un sitio así también es un paraíso para ellos. Algunos ya nos han dicho que les llamemos para el próximo año porque vendrán encantados”.

Tras el buen balance no cabe duda que habrá una segunda edición. “Creo que se va a hablar de este evento en Vilanova durante mucho tiempo porque la gente se fue alucinada. Hay que dar las gracias al Concello y a Lucía y Jose, de la comisión de fiestas de András, por hacerlo posible. Ahora esperamos volver a trabajar desde septiembre para hacer un festival más potente el año que viene”.

Suscríbete para seguir leyendo