Homenaje al hombre que reconstruyó la casa de todos los carrilexos

Tres amigos de la infancia promovieron la colocación de un banco con una placa en recuerdo de José Luis Mulet

Emotivo homenaje que ayer rindieron Carril y el Concello de Vilagarcía a Mulet con un banco personalizado en A Rosa.

Emotivo homenaje que ayer rindieron Carril y el Concello de Vilagarcía a Mulet con un banco personalizado en A Rosa. / Iñaki Abella

María López

María López

Ramiro Sampedro, Fernando Pereira y Manolo Martínez son los promotores del emotivo homenaje que ayer Carril y el Concello de Vilagarcía rindieron a José Luis Mulet Rodríguez, uno de los vecinos más queridos e implicados en la vida cultural, social y deportiva del pueblo.

Fallecido en abril de 2022 a los 74 años, el expresidente del Gato Negro (entre 1980 y 1986) ya había sido homenajeado con anterioridad, “pero pasó el día y pasó la romería”, recuerda Sampedro. No había sido suficiente. Sus amigos de la infancia querían que Mulet contase con algún elemento personalizado para que su recuerdo perdurase por siempre en A Rosa, la zona de Carril en la que vivía con su esposa Manola, su compañera de vida que ayer no faltó al sentido acto celebrado a los pies de la vieja fábrica Malveiras donde se congregaron decenas de carrilexos, así como miembros del gobierno de Vilagarcía, entre ellos el alcalde, Alberto Varela, y la concejala de Cultura, Sonia Outón, que recibió un ramo de flores al igual que la mujer de Mulet.

Ramiro Sampedro, que jugó con Mulet de niño en los equipos de Carril, Mosteiro y Ribadumia, propuso a Outón construir un banco y “le pareció muy buena idea”. Se ha colocado mirando hacia la isla que tanto amaba, Cortegada, y está acompañado de una placa que reza “O pobo do Carril a Mulet” y contiene un retrato del homenajeado.

Carril inmortaliza a José Luis Mulet

La viuda de Mulet, Manola, ayer durante el emotivo acto, acompañada de la concejala de Cultura, Sonia Outón, y del alcalde Varela. / Iñaki Abella

Durante el acto, que contó con animación musical de guitarra y gaita, Ramiro Sampedro pronunció unas palabras: “Su trabajo al frente del Gato Negro, una de las asociaciones más antiguas de la comarca, reconstruyendo la casa de todos los carrilexos, sus libros y este banco son la mejor referencia para recordarte. Podemos decir que Mulet se fue pero su recuerdo estará siempre presente”.

Sampedro añadió que “la mentalidad, las tradiciones y cultura, la naturaleza y la vida de las asociaciones” cobran importancia “en un tiempo donde cada vez somos más individualistas”, si bien “aquí en Carril las palabras mágicas son “siempre juntos”.

Suscríbete para seguir leyendo