Rubiáns adelanta 60.000 euros para iniciar la perseguida ampliación del cementerio

Los comuneros deciden en asamblea realizar esta aportación para comenzar las obras de urbanización, la misma que hará el Concello | Los panteones los pagará cada particular

El cementerio parroquial de Rubiáns se ampliará en 60 panteones en una primera fase.

El cementerio parroquial de Rubiáns se ampliará en 60 panteones en una primera fase. / Iñaki Abella

María López

María López

La comunidad de montes de Rubiáns aprobó el domingo por la tarde en su asamblea general las cuentas de 2023 y el presupuesto del año 2024, en el que destaca una partida de 60.000 euros para iniciar las obras de urbanización de la parcela en la que se ampliará el cementerio parroquial. La idea de la junta rectora es que en septiembre ya esté firmado el convenio con el Concello de Vilagarcía a través del cual la administración municipal aportará otros 60.000 euros para dotar al terreno de todos los servicios necesarios (saneamiento, etc.), los cuales –recuerdan desde la comunidad– beneficiarán a los usuarios de todo el camposanto, no solo de la zona nueva. Por tanto si se cumplen las previsiones, al finalizar el verano ya podrían comenzar los trabajos (están adjudicados desde hace tiempo).

El secretario de la comunidad, Álvaro Paz, señala que las obras de urbanización se ejecutarán en el grado mínimo imprescindible para que los peticionarios –por ahora alrededor de cuarenta– puedan construir sus panteones. En la primera fase se contemplan 60, aunque la capacidad es de 120.

Paz aclara que los 60.000 euros que aportarán los comuneros regresarán a la comunidad, pues adelantan ese dinero para que puedan comenzar las obras, si bien después se le realizará el cargo a los propietarios de los nichos (no se seguirá el mismo procedimiento con el importe del Ayuntamiento).

Sin candidaturas para una nueva directiva

En el apartado de elección de nueva junta rectora no se presentó ninguna candidatura. La actual directiva supera los 75 años de edad media y se ha visto mermada de catorce a ocho miembros, por lo que convocarán una asamblea específica para celebrar elecciones en otoño e intentar que entre savia nueva.

Actualmente la parcela en la que se ampliará el cementerio parroquial está cerrada por tres de sus cuatro lados. Falta construir el muro de la fachada principal, así como acondicionar los accesos y dotarla de servicios.

Venta de maquinaria

Además de la ampliación del camposanto, un proyecto que Rubiáns lleva muchos años persiguiendo, en la asamblea también se dio luz verde a otros asuntos, como por ejemplo facultar a la junta rectora para que venda la maquinaria que no se utiliza. Y es que las labores de mantenimiento del monte se contratan con empresas externas “porque es más económico” –justifican desde la directiva–, por lo que la comunidad cuenta con máquinas que no se usan desde hace años.

El asunto que se retiró del orden del día fue la posibilidad de firmar un contrato de cesión de una parte del “souto” de castaños para pasto de caballos porque el particular interesado no presentó ninguna petición por escrito tal y como le habían requerido desde la junta rectora.

La comunidad abonó 102.000 euros a Hacienda “indebidamente”

La comunidad de montes de Rubiáns cuenta con 160 socios, de los cuales asistieron a la asamblea más de 40, cumpliendo así el quórum del 25% que fijan los estatutos. Por tanto los asuntos pudieron salir adelante, como es el caso del de facultar a la junta rectora para presentar una reclamación judicial a una asesoría en relación con “las cantidades abonadas indebidamente a Hacienda correspondientes al ejercicio 2017”.

No obstante antes de recurrir a los juzgados, los comuneros negociarán con la aseguradora de la gestoría. Se trata de 102.000 euros (90.000 de cuota de impuesto de sociedades y 12.000 de intereses) que los comuneros consideran que les corresponden porque realizaron inversiones en el monte con beneficios sociales que supuestamente le eximen del pago.

Suscríbete para seguir leyendo