Precaución: Atascos en zona peatonal

Arzobispo Lago, una calle humanizada que también se colapsa

La calle peatonalizada de Arzobispo Lago, en uno de esos muchos momentos del día en los que se llena de turismos.

La calle peatonalizada de Arzobispo Lago, en uno de esos muchos momentos del día en los que se llena de turismos. / FdV

Manuel Méndez

Manuel Méndez

Los vecinos y comerciantes vilagarcianos siguen denunciando casos de invasión de zonas peatonales por parte de turismos, furgonetas, motos y camiones, tanto de uso profesional como particular.

Es un asunto que ya se trató en multitud de ocasiones, pero que los ciudadanos siguen denunciando por tratarse de una situación ante la que no dan crédito.

Sobre todo cuando observan que incluso en algunas calles peatonales se producen atascos o embotellamientos.

Arzobispo Lago

Prueba de ello es lo sucedido en la calle de Arzobispo Lago, humanizada y embellecida hace un año, pero donde eso de la protección y tranquilidad del peatón está cada vez más en entredicho.

La calle de Arzobispo Lago.

La calle de Arzobispo Lago. / FdV

Los ciudadanos alegan que hay momentos del día en los que se acumulan numerosos vehículos sobre la peatonalizada calle, impidiendo el normal transitar de los peatones y “poniéndolos en peligro”.

Sostienen, al igual que se denunció en ocasiones anteriores, que son vehículos “que no respetan los horarios de carga y descarga; junto a otros muchos que circulan sin tener razón alguna para ello, salvo acercarse a alguna tienda o estacionar lo más cerca posible de la plaza de Galicia”.

Los denunciantes aportan imágenes que, efectivamente, prueban la existencia de esa invasión de Arzobispo Lago, siendo éste un problema, cabe insistir, que afecta a otras muchas calles y plazas de la ciudad vilagarciana.