Incendian durante la madrugada cuatro contenedores en el centro de Vilagarcía

Los incidentes fueron en Santa Eulalia y Gumersindo Nartallo

Una tartera al fuego provoca un conato en Cambados

Contenedores quemados en Gumersindo Nartallo.

Contenedores quemados en Gumersindo Nartallo. / Cedida

Los servicios de emergencias de Vilagarcía se vieron obligados a intervenir la pasada madrugada en el incendio de varios contenedores de la basura recién instalados por Urbaser. Los incidentes se produjeron entre las 4 y las 6 de la mañana, en las calles Santa Eulalia y Gumersindo Nartallo.

El primero fue en Santa Eulalia. Eran las cuatro de la madrugada cuando la Policía Local y el Servicio Municipal de Emerxencias recibieron un aviso de un contenedor ardiendo en la calle Santa Eulalia. Su rápida actuación evitó que las llamas que afectaban al depósito se extendiesen a otros o a los vehículos estacionados.

Una vez controladas las llamas y asegurada la zona con agua se comprobó que el fuego había afectado únicamente al contenido del depósito, sin que este resultase dañado.

Sin embargo, poco después, los mismos equipos de emergencias se verían obligados a actuar por el mismo problema, esta vez cuando faltaban unos minutos para las 6 de la mañana, y en la calle Gumersindo Nartallo, también en pleno centro de la capital arousana. En esta ocasión, el incendio fue peor, ya que quedaron inservibles tres contenedores. Uno de ellos resultó calcinado.

Se formó tal cantidad de humo que los vecinos llamaron alertados a la central del 112, y para extinguir las llamas fue necesario utilizar agua y espuma. En esta ocasión, también intervino la Policía Nacional, según el parte remitido por Emerxencias de Vilagarcía.

Mientras, en Cambados, también se registró la pasada noche un incendio urbano. Fue en la calle Albariño, y el Servicio de Emerxencias tuvo que forzar la entrada del local con la autorización de la Guardia Civil de Cambados. Una vez dentro, vieron que la estancia estaba completamente inundada de humo y localizaron una tartera al fuego.

El siniestro se produjo en un bajo que en el pasado fue un restaurante, y que actualmente se utiliza como cocina de un servicio de catering.

Presuntamente, los trabajadores de la empresa dejaron la olla al fuego por descuido, pero no pasó tiempo suficiente para que entrase en ebullición antes de la respuesta de emergencias. La entrada al local se produjo a las 3 de la mañana, y el local estuvo ventilándose durante dos horas.

Suscríbete para seguir leyendo