Comienza la reparación de sumideros en el mercado de abastos

La concesionaria de la reforma de la plaza confirma que es necesario corregir los desagües

La instalación de nuevos aliviaderos retrasa al menos una semana la sustitución de piedra por hormigón

El restaurante de Lita Cal atrae clientes de otros pueblos

Los operarios en el último tramo, donde ya no queda piedra y es preciso cambiar sumideros.

Los operarios en el último tramo, donde ya no queda piedra y es preciso cambiar sumideros. / M. Méndez

Manuel Méndez

Manuel Méndez

La empresa concesionaria de la reforma en el entorno de la plaza de abastos de Vilagarcía de Arousa confirmaba ayer, tal y como había avanzado FARO DE VIGO, que la conclusión de las obras va a retrasarse, al menos, una semana.

Estaba previsto terminar esta misma semana los trabajos de retirada de losas de piedra para colocar en su sitio una capa de hormigón. Y la empresa lo estaba logrando dentro de plazo, ya que las piedras han desaparecido ya y apenas quedan por nivelar unos cincuenta metros.

Obstruidos

Pero hay aliviaderos o desagües del mercado municipal de abastos que están obstruidos, de ahí que sea preciso abrir zanjas, colocar un pozo de registro con unos tres metros de profundidad y dejar los desagües del edificio en perfectas condiciones antes de completar la creación de la nueva plataforma de rodadura.

Esto supone, según los propios operarios, al menos otra semana de trabajos, por lo que confían en que todo pueda estar finiquitado, si no surgen otras complicaciones, antes de que comience julio.

Encuentro anual de la peña Escornabois Celestes, en la plaza.

Encuentro anual de la peña Escornabois Celestes, en la plaza. / M. Méndez

Potenciar la plaza

Con esta obra el gobierno de Vilagarcía insiste en mejorar las prestaciones de la plaza de abastos para recuperar su esplendor.

Algo que también persigue Lita Cal, responsable del servicio de restauración en la planta superior del edificio.

Su negocio contribuye a enriquecer el mercado y atrae cada vez a más clientes, algunos llegados de otras localidades.

Prueba de ello, la reciente celebración de la “xuntanza” anual de la peña celtista Escornabois Celestes, creada en Carracedo (Caldas).

Suscríbete para seguir leyendo