Catoira inicia su particular “remontada”

La Corporación aprueba un presupuesto de casi 4 millones de euros

El alcalde saca pecho por este documento económico en un concello que aún adeuda 4,2 millones

El alcalde de Catoira, Xoán Castaño, durante un pleno de la Corporación municipal.

El alcalde de Catoira, Xoán Castaño, durante un pleno de la Corporación municipal. / Iñaki Abella

Manuel Méndez

Manuel Méndez

Xoán Castaño, el alcalde nacionalista de Catoira, dio esta tarde por aprobado un presupuesto municipal que se acerca a los 4 millones de euros, que es el primero no prorrogado desde 2021 y que está considerado algo así como “el principio de la remontada” que esta localidad necesita conseguir para salir del agujero económico en el que se ha metido.

Son unas cuentas claramente enriquecidas por los fondos aportados por la Diputación de Pontevedra y que el alcalde cree “totalmente realistas”.

Y son, asimismo, fruto de “la contención del gasto, la mejora de la gestión y la eliminación de cuestiones superfluas”, además de representar “una apuesta por los servicios sociales y por obras necesarias”.

De este modo, en el gobierno local “vamos a tener liquidez para ejecutar inversiones paralizadas en ejercicios anteriores”.

Dispondrá de 3.415.000 euros, “a los que se suman 480.000 de fondos provinciales liberados ya para nuevas actuaciones”, presume el máximo mandatario del municipio vikingo.

Antes de pasar a desglosar los gastos previstos diciendo que 350.000 euros se destinan al Servizo de Atención ao Fogar, lo que supone “un 52% más que en 2021”.

Algunos gastos

También destaca 10.000 euros para emergencia social, 87.000 para la escuela infantil municipalizada y 1,5 millones de euros que se van a parar a “pago de energía eléctrica y mantenimiento de alumbrado y de la depuradora, al pago de tasas a Sogama, abastecimiento, pólizas de seguro y cotas de participación en otros organismos”.

El gasto en personal requiere de 944.665 euros y para amortización de deudas e intereses se reservan 654.000 euros, teniendo en cuenta que acumula una carga financiera de 4,2 millones de euros, que se reparten en cuatro préstamos con entidades privadas, y que el plan de pago a proveedores del ICO se lleva anualmente unos 370.000

“Trabajamos para que este Concello salga adelante, garantizando la mayor calidad de vida a los vecinos y trabajando para garantizar inversiones de calidad”, sentencia Xoán Castaño.