Su último libro, "El mensaje de Pandora", fue el primero en llegar a las librerías tras el confinamiento de 2020 | Javier Sierra Premio Planeta, estará hoy en “Vilagarcía, Cidade de Libro”

“Soy un optimista antropológico, nunca hemos estado mejor en la historia”

“La humanidad es una especie muy resiliente que aguanta todo; hemos superado situaciones muchísimo peores que el COVID”

A Javier Sierra le impone la muerte porque “seguimos ignorando qué pasa después”.

A Javier Sierra le impone la muerte porque “seguimos ignorando qué pasa después”. / Asís G. Ayerbe

María López

María López

Javier Sierra (Teruel, 1971) estará hoy en “Vilagarcía, Cidade de Libro” compartiendo escenario con Manel Loureiro (Pontevedra, 1975) a las 20.30 horas. Antes, a las 19.00, firmarán libros a sus seguidores. A esa misma hora también Laura Portas (Cambados, 1992), autora de “El baile de las mareas”, estará firmando ejemplares, en este caso en el Espazo Lector Nobel Arousa. Ulises Bértolo excusó su asistencia en la “conversa ao solpor” aludiendo motivos personales de última hora. En su lugar participará el presidente de la Fundación Ruta Xacobea do Mar de Arousa e Ulla, Javier Sánchez-Agustino, que se encargará de introducir el acto.

– Hoy se estrena en “Vilagarcía, Cidade de Libro”. ¿Qué espera de esta atípica feria en la que comparte escenario con otros escritores e interactúa con el público?

– En la feria es la primera vez que estoy, pero en Vilagarcía ya he estado antes. El recuerdo más bonito que tengo es con la Traslatio, el recorrido del Camino de Santiago por mar. Yo soy un gran fan, por decirlo de alguna manera, del Camino de Santiago y de todo que es la historia y la leyenda de la ruta jacobea. El trayecto marítimo es el gran secreto del Camino de Santiago, es muy desconocido. Poco a poco se va dando a conocer pero pesa la tradición de siglos de peregrinos caminantes aunque el mito, la parte legendaria del Camino, está vinculada a la mar, pues el Apóstol llegó por agua. Que se haya recuperado esa idea y se celebre esa Traslatio me parece de una belleza poética muy grande.

En cuanto a la fórmula de “Vilagarcía, Cidade de Libro”, es muy interesante porque no se trata solo de firmar libros, no es meramente un acto comercial, sino que es una fiesta en la que el lector puede escuchar al escritor y participar en una gran tertulia con otros autores. La fórmula elegida es muy bonita y para un autor es muy satisfactorio. Creo que muchas ferias terminan provocando cierta desazón en los escritores porque simplemente se ponen detrás de una mesa a firmar ejemplares. Estoy muy ilusionado con ese encuentro con los lectores.

"Hasta nosotros mismos somos extraterrestres y las enfermedades que nos afectan también"

– En su última novela, “El mensaje de Pandora”, habla de las soluciones de la humanidad para sortear los cambios más críticos. ¿Cuáles fueron?

– “El mensaje de Pandora” es una novela que yo escribo en pandemia y es el primer libro que llega a las estanterías de las librerías recién abiertas después del confinamiento. El 25 de junio de 2020 se vuelve a abrir la actividad comercial y el primer libro es “El mensaje de Pandora”. Es un libro muy heroico, no solo por haberlo escrito, sino porque se tuvo que componer, editar e imprimir con prácticamente todo cerrado. Guardo un recuerdo muy especial al respecto, y sobre todo porque lo escribí para dar esperanza a la gente de que después de algo tan terrible como la pandemia de COVID, siempre hay futuro. La humanidad es un especie muy resiliente que aguanta todo. Hemos superado situaciones muchísimo peores, como la peste negra, que diezmó la población de Europa durante muchas décadas y por aquel entonces no había antibióticos ni vacunas ni ciencia médica; y pese a eso sobrevivimos. En la Península Ibérica murió el 50% de la población y pudimos reponernos. También hacemos una reflexión de dónde pueden venir algunas de esas enfermedades. Recurro a la teoría de la Panspermia, que dice que la vida pero también los microorganismos no se originaron en la tierra, sino en el espacio, en la lluvia de polvo cósmico de los meteoritos. Esto que parece de ciencia ficción ya está siendo considerado en ámbitos científicos. Pensar que hasta nosotros mismos somos extraterrestres y las enfermedades que nos afectan también.

– Usted mismo ha asegurado que en sus novelas propone respuestas al lector.

– Tengo libros tanto de ficción como de no ficción. En la no ficción planteo preguntas, escribo mucho de carácter histórico. Me fijo mucho en los enigmas de la historia, que es lo que más me atrae. Hago ese doble juego: tanto el que pregunta en clave de ensayo como el que responde en las novelas. Me considero casi un trovador contemporáneo.

– ¿Cómo definiría el mundo actual en el que vivimos? ¿Es de los optimistas o pesimistas?

– Yo soy un optimista antropológico, creo que nunca hemos estado mejor en la historia. No es que lo crea, es que lo sé porque he estudiado la historia. Nunca ha habido tanto desarrollo social y los bienes nunca han estado tan repartidos como ahora. ¿Qué se necesita más? Indudablemente. Pero si miras cualquier otra etapa del pasado, había escalones infranqueables. Y el mérito, entre otras cosas, lo tiene la palabra escrita y la educación. Ahora accedemos a más información y educación que nunca, pero tenemos retos por delante muy grandes.

"El hombre va a volver a la Luna en dos años como mucho y en una década enviaremos humanos a Marte de forma permanente. Se van a cumplir muchas de las profecías de Isaac Asimov. Me parece un momento muy excitante"

– ¿Como por ejemplo?

– El mayor reto que tiene la humanidad es si se va a quedar en la tierra o no. En España inventamos el futuro en el siglo XVI con los grandes navegantes y ahora sobre la tierra hacia otros mundos nos hemos quedado un poco al margen. Ahí deberíamos aplicarnos e invertir mucho porque los años que van a venir son fascianntes. El hombre va a volver a la Luna en dos años como mucho y en una década enviaremos humanos a Marte de forma permanente. Se van a cumplir muchas de las profecías de Isaac Asimov. Me parece un momento muy excitante. Las guerras y las crisis por supuesto que están ahí, pero son menos que las de hace veinte y doscientos años, por lo tanto creo que estamos evolucionando aunque nos cueste.

– ¿Qué es lo que más asusta a Javier Sierra?

– Le voy a dar una respuesta un poco gallega. No es exactamente que me asuste pero sí que me impone mucho. Es la muerte. Me impone por lo desconocido. Todo este avance antropológico positivo que le contaba, que es la cúspide de decenas de miles de años de evolución, no nos ha permitido resolver las grandes preguntas: de dónde venimos, porque no lo sabemos, y a dónde vamos, qué es lo que pasa después de la muerte, eso seguimos ignorándolo. Eso me impone y me sobrecoge, no sé si la palabra es miedo. Ese sentimiento brota frente a lo que desconocemos. Yo lo siento pero lo convierto más en impacto. Me impacta esa zona de oscuridad de la que no sabemos nada.

Suscríbete para seguir leyendo