La ausencia de dos concejales aboca al PP a una dolorosa derrota política en la Mancomunidade

Los conservadores retiraron del pleno los presupuestos, el sueldo de José Aspérez y la vicepresidencia de Sabela Fole al quedar en minoría

Los tres partidos de izquierda instan al presidente a recuperar la senda del diálogo

David Castro, a la izquierda, se dirige a los cinco alcaldes socialistas de la comarca.

David Castro, a la izquierda, se dirige a los cinco alcaldes socialistas de la comarca. / Iñaki Abella

El Partido Popular de O Salnés sufrió anoche una dolorosa -y posiblemente inesperada- derrota política en la Mancomunidade. La ausencia de los dos representantes del gobierno municipal de Meaño dejó a los conservadores en minoría en el pleno comarcal, de modo que al presidente, David Castro, no le quedó más remedio que retirar de la orden del día los asuntos más espinosos de la sesión.

José Aspérez, en el centro, durante una votación.   | // IÑAKI ABELLA

Sabela Fole, minutos antes del inicio del pleno. / Iñaki Abella

Si todo hubiese discurrido con normalidad, el PP habría sumado 14 votos, por 13 el grupo de izquierdas. De este modo, el Partido Popular habría podido sacar adelante en solitario los presupuestos de 2024, el sueldo del independiente de Meaño, José Aspérez, como coordinador de turismo, y la vicepresidencia de la cambadesa Sabela Fole. Pero el guion se torció pronto, en un giro digno de “Juego de tronos”.

En las filas conservadoras había dos asientos vacíos: el del alcalde de Meaño, Carlos Viéitez, que había delegado en otro compañero la asistencia al pleno; y el que tenía que ocupar Belén Mosteiro, que había sido elegida hace apenas una semana como nueva vocal de la Mancomunidade. Con estas dos ausencias, el PP estaba en minoría.

Pese a todo, David Castro sometió a debate el presupuesto, quizás con la esperanza de que alguno de los grupos de izquierdas optase por la abstención, lo que podría servir al PP para sacar adelante las cuentas. Pero primero el alcalde socialista de O Grove, José Cacabelos, y después el primer teniente de alcalde nacionalista de A Illa, Manuel Suárez, y finalmente José Antonio Otero, de Esquerda Unida de O Grove, anunciaron su oposición al documento. Vencido, David Castro no tuvo más remedio que retirar el presupuesto del debate.

David Castro, a la izquierda, junto a los cinco alcaldes socialistas de la comarca.  | // IÑAKI ABELLA

José Aspérez, durante una votación, anoche. / Iñaki Abella

Inmediatamente, hizo lo mismo con los dos siguientes puntos de la orden del día, que prometían fuego cruzado: el sueldo de Aspérez como coordinador de turismo, y el nombramiento de Sabela Fole como vicepresidenta comarcal.

Así las cosas, el pleno deja en el aire muchos interrogantes, como el de a qué se debió la ausencia de los dos concejales del gobierno de Meaño, pues no se puede olvidar que Aspérez es un furibundo rival doméstico, y su voto a favor en la sesión de anoche supondría asignarle una dedicación parcial de 26.600 euros anuales.

También dejó a las claras que algunas de las heridas que ahora supuran en el órgano comarcal vienen de lejos. Así lo constató la precipitada salida del pleno del alcalde Gonzalo Durán, y de uno de sus compañeros del PP de Vilanova, apenas unos segundos después de que en la recta final del pleno, en ruegos y preguntas, tomase la palabra la expresidenta comarcal Marta Giráldez. Durán jamás perdonó al PSOE y especialmente a Giráldez el pacto de los socialistas de Meaño con el entonces “popular” Carlos Viéitez, en 2019, y que supuso al vilanovés la traumática pérdida de la presidencia de la comarca.

Finalmente, el pleno ha mostrado que los lazos que en algún momento unieron a los distintos Ayuntamientos de O Salnés bajo el paraguas de la Mancomunidade son cada vez más débiles. El pleno, seguido por mucho público, la mayoría políticos, no fue ni bronco ni especialmente tenso, pero sobraron los reproches cruzados y las pruebas de que ya no existe diálogo entre los dos grandes grupos ideológicos de la comarca. El alcalde de O Grove, José Cacabelos, deslizó una vez más la posibilidad de que algunos Ayuntamientos terminen por abandonar el barco.

El presupuesto

El proyecto de presupuesto para este año asciende a 5,6 millones de euros. En el capítulo de inversiones reales, se contemplan unos 100.000 euros para la adquisición de terrenos en el entorno de la estación depuradora de agua potable de Treviscoso, y de la planta de Ponte Arnelas; 50.000 para la ampliación de los paneles solares en la misma planta, y otros 50.000 para la compra de maquinaria. Finalmente, se reservan 800.000 para los proyectos del Next Generation ya concedido.

La designación de Aspérez en Turismo figura en el Boppo pero queda otra vez en el aire

José Manuel Aspérez Montes, concejal independiente de Meaño, llevó anoche un nuevo portazo en la cara. El boletín oficial de la provincia (Boppo) publicó por la mañana su nombramiento como coordinador de turismo, pero este punto tenía que ser ratificado por el pleno de la Mancomunidade, y no sucedió debido a la ausencia de los dos concejales del gobierno de Meaño. Aspérez, también meañés, sufre así otro desplante, como ya le había sucedido en agosto, cuando el BNG se negó a apoyarle como vicepresidente alegando que era un asunto que el PSOE no había negociado. La propuesta del grupo de David Castro pasa por asignar a Aspérez una dedicación parcial de 26.600 euros, que financiará, según él, con un convenio de la Axencia de Turismo de Galicia, que aportará 100.000 euros a la comarca para desestacionalizar las visitas. De este modo, añade David Castro, los Ayuntamientos no tendrán que abonar nada por la liberación de Aspérez. Pero la izquierda ya ha anunciado su oposición.

Suscríbete para seguir leyendo