Infractores los hay en todas partes

La invasión de zonas peatonales que lastra a Vilagarcía se extiende por la comarca

Los grovenses también denuncian problemas de accesibilidad en calles como la de Castelao

Como los vilagarcianos, reclaman mayor presencia y contundencia policial

Un camión que ocupa totalmente una acera en la calle Castelao de O Grove.

Un camión que ocupa totalmente una acera en la calle Castelao de O Grove. / FdV

Manuel Méndez

Manuel Méndez

Como se ha denunciado en multitud de ocasiones, los conductores que se dedican a invadir de forma descontrolada e ilegal las zonas peatonales de Vilagarcía generan un gasto extra para las arcas municipales y ponen en jaque la apuesta por la movilidad que plantea el gobierno local al diseñar las peatonalizaciones y el embellecimiento de viales en su modelo de ciudad.

Pero, en honor a la verdad, hay que denunciar que Vilagarcía no es, ni mucho menos, el único municipio castigado por esos conductores que no respetan las normas y desafían a la policía.

Cada vez más quejas

Desde que FARO DE VIGO se ha ce eco de esta situación y las quejas de vecinos y comerciantes en la ciudad vilagarciana, no dejan de producirse llamadas de vecinos de otras localidades quejándose por una situación muy parecida y reclamando también mayor presencia y contundencia policial.

Vehículos por plaza de Galicia (Vilagarcía), ayer por la tarde. |   //  M.M.

Vehículos por plaza de Galicia (Vilagarcía), esta misma tarde. / M. Méndez

Por ejemplo, en O Grove, donde destaca el caso de un camionero que suele estacionar ocupando completamente la acera de la calle de Castelao.

El problema es que “lo hace varias veces al día, y en ocasiones el camión se queda allí durante horas, impidiendo por completo el paso de los ciudadanos, sobre todo si son personas mayores, si alguien va en silla de ruedas o si pretende pasar con el carrito del bebé”, alertan los mecos.

Un camión estacionado sobre la acera, ayer.

Un camión estacionado sobre la acera, ayer. / FdV

La opción que les queda es ir por la otra acera o bajar a la calzada y caminar por ella, arriesgándose a ser atropellados.

También tienen la posibilidad de invadir el soportal de la entrada de un edificio allí situado, en el que prácticamente se mete la cabina del camión.

Pero esta alternativa también entraña sus riesgos, pues se trata de la entrada a la vieja discoteca Scorpio, donde en ocasiones anteriores los vecinos ya denunciaron su estado de semirruina y advirtieron del desprendimiento de trozos de la fachada.

Atropello o desprendimiento

Así pues, “el camión ahí atravesado nos obliga a arriesgarnos a que nos atropellen o a que se nos caiga algo encima, por lo que mejor será que la policía haga algo y lo obligue a estacionar donde le corresponde”, espetan los viandantes.

Quienes indican, además, que “no es la acera de la calle de Castelao la única afectada, ya que el paso de vehículos a deshoras también se hace notar en la zona peatonalizada de esa misma calle”.

Críticas a las que se suman algunos vecinos de Cambados que también detectan vehículos en zonas peatonales y supuestamente seguras, aunque en este caso también hacen constar que “el cierre total de algunas de las calles y plazas del pueblo ayudó a acabar con ese problema hace tiempo”.