El hombre que dio aire a la Comisaría puede marcharse pronto

Luis Hombreiro asciende a comisario y deja la jefatura de la sede policial

Dio al cuerpo una presencia y actividad casi desconocidas hasta su llegada

Luis Hombreiro, en el centro, durante una investigación por narcotráfico en Vilagarcía.

Luis Hombreiro, en el centro, durante una investigación por narcotráfico en Vilagarcía. / Iñaki Abella

Manuel Méndez

Manuel Méndez

En septiembre de 2021, tras su paso por ciudades como Málaga y A Coruña, tomaba posesión como inspector jefe de la Policía Nacional de Vilagarcía el asturiano Luis Francisco Hombreiro Noriega, quien a pesar de su juventud –tenía entonces 44 años–, llegaba precedido de muy buenas referencias y un extenso y brillante curriculum.

Apenas tres años después, y tras haber revolucionado la Comisaría, dando a este cuerpo una presencia y popularidad hasta su llegada casi inéditas, prepara su traslado, toda vez que ha aprobado –sin mayores dificultades– la oposición de ascenso a comisario; rango que alcanzará, de forma oficial y definitiva, dentro de unos meses.

Alegría para algunos

Es por ello que su marcha puede ser inminente, lo cual alegrará a algunos. Sobre todo a los delincuentes que ordenó perseguir.

Puede que también un agente que en su día fue sancionado por los altos mandos de la Policía Nacional en Madrid, tras descubrirse que se había ido a un hotel para acudir a un concierto, y que desde allí alegó telefónicamente que estaba enfermo en su casa, para de este modo evitar acudir a un servicio para el que había sido requerido.

Aunque las principales desavenencias surgieron, indican los propios policías, “cuando Hombreiro nos puso las pilas a todos ordenándonos, como él siempre decía, cumplir las normas e intensificar nuestro trabajo y presencia en las calles”.

Dicho de otro modo, que hizo trabajar más que antes a los agentes que no lo hacían, lo cual molestó a más de uno.

"Esfuerzo e implicación"

Se refieren a las normas, mucho más estrictas de lo habitual, que introdujo Hombreiro tras su llegada a Vilagarcía, cuando empezó a exigir “más esfuerzo e implicación” a sus policías y les obligaba, como se decía antes, a estar más en la calle y menos en los despachos.

Esto le permitió, aunque él no quisiera, enriquecer una enemistad que se mantiene hasta el final de sus días al frente de la Comisaría, como lo atestigua el hecho de que sus detractores, a través de uno de sus representantes sindicales, hayan solicitado permiso para concentrarse a las puertas de la sede policial el día 20, con el lema “Por la dignidad de la Policía Nacional”.

En cualquier caso, esas protestas por parte de unos, “no van a restar méritos al trabajo realizado”, aseguran los otros cuando destacan la labor de Hombreiro y su equipo de colaboradores.

El comisario más joven

Ni tampoco servirá para deslucir la trayectoria del que puede convertirse en el comisario más joven de Galicia, ya que, como indican algunos de sus ahora subordinados, “la indignidad de unos poquitos no va a oscurecer la dignidad de todos los demás”.

Y es que Hombreiro, arropado en Comisaría por un importante y nutrido equipo de policías –algunos también con una brillante trayectoria e importantes logros a sus espaldas en lo que a investigación policial se refiere–, “ha hecho que trabajemos más y mejor”, insisten sus partidarios.

FARO acompaña a la Policía Nacional de Vilagarcía en uno de sus operativos rutinarios

Manuel Méndez

“Ha conseguido que estemos más presentes en las calles de Vilagarcía –añaden–, que los ciudadanos reconozcan y valoren nuestra labor y que hayamos podido desplegar importantes operaciones, tanto contra el consumo y tráfico de drogas como en relación con otros muchos delitos”.

De ahí que Vilagarcía de Arousa “sea ahora una zona más segura, después de haber descendido notablemente los índices de delincuencia”, apostillan los propios policías.

Presencia institucional

A esta actividad contra la delincuencia propiamente dicha, hay que sumar la estrecha colaboración que la Policía Nacional ha mantenido con el Concello y todo tipo de colectivos sociales y empresariales. Como también con los clubes deportivos y los centros educativos de la localidad.

De este modo, aprovechando su condición de inspector jefe de Vilagarcía y con la inestimable ayuda de su equipo de colaboradores, se ha dado a la Comisaría un papel protagonista que no tenía.

De ahí que el hombre que en su momento aprovechó su brillante formación académica –doctor en Biología Celular por la Universidad de Oviedo– para ayudar a crear y dirigir el laboratorio territorial de Biología-ADN de Galicia, impulsara infinidad de campañas de concienciación y divulgación.

Lo hizo tanto contra la ciberdelincuencia como para hacer frente a la violencia en el deporte, al acoso escolar o contra los malos tratos y la violencia machista, entre otras campañas.

Unas propuestas que se han intensificado este mismo año, con motivo de la conmemoración del 200 aniversario del nacimiento de la Policía Nacional.

Efeméride que está siendo aprovechada por el equipo de Luis Hombreiro –uno de los mayores expertos de España en Policía Científica y análisis de ADN– para dar mayor visibilidad al trabajo y dedicación de la Comisaría de Vilagarcía y sus agentes.

Luis Hombreiro contribuyó a luchar contra la violencia en el deporte.

Luis Hombreiro contribuyó a luchar contra la violencia en el deporte. / Iñaki Abella

Prueba de ello son jornadas de divulgación como las recientemente desarrolladas en A Peixería, que se suman a actuaciones policiales recientes muy sonadas por parte de los llamados “hombres (y mujeres) de Hombreiro”.

Crimen de Vilaxoán

Como pueden ser, entre otras muchas, las detenciones por el crimen de Vilaxoán, la lucha contra el tráfico de drogas en la hostelería local y la desarticulación de “puntos calientes” para el trapicheo, tanto en la ciudad como en el rural.

A todo esto se suma, según explican los policías que aplauden la trayectoria de Luis Hombreiro –al igual que hacen numerosos ciudadanos y comerciantes–, que “antes veías un coche patrulla de vez en cuando, y ahora ves que hay siempre dos o tres”.

Como también se destaca que desde la llegada de Luis Hombreiro son habituales las patrullas a pie, que se ha incorporado una unidad motorizada, se ha modernizado la oficina del DNI y la representación institucional de la Policía Nacional es cada vez más destacada.

Por cierto, que el inspector jefe –y muy pronto comisario– quiso dar ejemplo saliendo también a patrullar las calles, participando en diferentes operativos e incluso pilotando una de la motos que ha conseguido para Vilagarcía.

Suscríbete para seguir leyendo