Vecinos de O Naval cuestionan las obras de remodelación del paseo marítimo

Creen que se van a convertir en un problema para los vecinos por las dificultades que plantea | Luis Arosa garantiza que se van a solucionar y pide calma a los afectados

Las obras que se están realizando en O Naval están recibiendo críticas de los vecinos.

Las obras que se están realizando en O Naval están recibiendo críticas de los vecinos. / Noé Parga

A. G.

Desaparición de estacionamientos, dificultades para acceder a garajes o incertidumbre en las futuras direcciones de las calles afectadas. Estas son solo algunas de las quejas que vecinos y usuarios del entorno de O Naval hacen de las obras de remodelación del paseo marítimo que se están acometiendo en ese punto de A Illa. Las quejas han sido transmitidas por los vecinos a través de redes sociales, pero también a través del Partido Popular de A Illa que no duda en afirmar que, en torno a esta obra, el grupo de gobierno “mantiene un importante oscurantismo, algo que está creando una gran incertidumbre entre los vecinos”.

Por ejemplo, entre las preocupaciones se encuentra si se va a poder acceder a los garajes o a la rampa de O Naval en el futuro, ya que las aceras que están construyendo en estos momentos, no lo permitirían. También hay incertidumbre entre los vecinos de la zona de O Monte, porque desconocen cómo va a ser el acceso a ese barrio una vez finalicen las obras. A mayores, se suma el hecho de que, en una zona en la que hay un supermercado y varios negocios “da la sensación de que se están eliminando estacionamientos, lo que va a afectar directamente a estos establecimientos.

También existe preocupación por el ancho del vial que se dirige hacia la zona de Punta Cabalo, ya que la instalación de las aceras ha provocado que el espacio del vial se reduzca de forma considerable, “dando la sensación de que no pasan dos vehículos a un mismo tiempo y los vecinos sospechan que puede acabar convirtiéndose la carretera en un vial de un único sentido, lo que provocaría muchos problemas de tráfico en esa zona”. Lamentan los conservadores que “ni a nosotros ni a los vecinos que se están dirigiendo al Concello les estén dando explicaciones”, señalando que la obra puede acabar de convertirse en otra avenida Castelao por la oposición vecinal que está sumando.

Humanización del Paseo de O Naval y A Salga.

Humanización del Paseo de O Naval y A Salga. / Noé Parga

El alcalde del municipio, Luis Arosa, recuerda que la zona se encuentra en obras y entiende que “producen molestias y preocupaciones, pero le pido a los vecinos que esperen a ver el resultado final, porque muchos de esos problemas que denuncian van a desaparecer”. Además, en caso de tener dudas anima a todos ellos a que “acudan al Concello cuando quieran y soliciten el proyecto, es una obra pública de 450.000 euros que estuvo a exposición pública antes de su licitación, pero estamos dispuestos a explicar cualquier duda, incluso sobre las obras que se están acometiendo”.

De hecho, asegura que varios vecinos “estuvieron atendiendo a explicaciones sobre la obra y ya han cambiado su opinión sobre la misma”. Lo que quiere dejar claro es que el vial va a tener doble sentido ya que quedará una calzada de seis metros de ancho, un vial que “no va a ser para correr, sino para circular a 30 kilómetros hora, por lo que cuando se crucen dos vehículos, van a pasar perfectamente”.

También en las rampas asegura que “van a poder tener los mismos servicios que tenían hasta ahora, pudiendo acceder a ellas sin problemas con sus coches”. Las obras se encuentran muy avanzadas y son la solución que se encontró a los problemas que aparecieron en la antigua senda de madera que había antes en esa zona.

Cañón: “Los del BNG están solo para cobrar”

El cruce de declaraciones entre el PP y el BNG a cuenta de la ludoteca municipal continúa. En esta ocasión, el PP acusa a los nacionalistas de estar “solo para cobrar, acusándonos de mentir para poner una cortina de humo sobre el ridículo que están haciendo en el seno del gobierno local, donde ni pinchan, ni cortan ni solucionan ningún problema como el de la ludoteca”. Los conservadores mantienen que el servicio de conciliación para los pequeños es “completamente insuficiente” y exigen que se tomen medidas para solucionarlo, cuanto antes. Para el portavoz conservador, Matías González Cañón, es “surrealista que el BNG reclame la mejora del servicio, que cuenta con muy pocas plazas para la demanda existente y un sistema de inscripción injusto, cuando en su mano se encuentra solucionarlo, porque forma parte del gobierno local”. Además, recuerdan que ya debería estar solucionado, ya que “ellos mismos admiten que el PSOE le pisó sus competencias”. El conservador asegura que “el que desconoce como funciona una junta de gobierno es el portavoz del BNG, Manuel Suárez, porque no hay un solo órgano de estas características en toda la provincia de Pontevedra en el que sus integrantes anden todo el día metidos en peleas en lugar de solucionar los problemas de los vecinos”.

Suscríbete para seguir leyendo