Una protesta marítima enciende todas las luces de advertencia

La PDRA llama a los arousanos a manifestarse por mar y tierra

Capitanía obliga a extremar las precauciones para evitar abordajes u otros accidentes

Participa flota profesional, la de recreo y el buque insignia de la ONG Greenpeace

Asistentes al acto de presentación y registro de las firmas para proteger la pesca tradicional.

Asistentes al acto de presentación y registro de las firmas para proteger la pesca tradicional. / EP

Manuel Méndez

Manuel Méndez

Las sirenas de lonjas y barcos vuelven a tocar a rebato en la ría de Arousa, como lo hicieron con motivo de reivindicaciones anteriores. Esta vez para expresar la preocupación del sector del mar por la pérdida de productividad de estas aguas y sus bancos marisqueros, aprovechando la oportunidad para rechazar la instalación de la planta de Altri en Palas de Rei, al considerar que “agravará el problema”.

La convocatoria parte de la Plataforma en Defensa da Ría de Arousa (PDRA), y aspira a reunir a varios cientos de embarcaciones de toda la ría, anunciándose una singladura por la misma en compañía del buque “Arctic Sunrise”, de la organización ecologista Greenpeace.

Ante una cita de estas características, ya se han dictado desde Capitanía una serie de normas de obligado cumplimiento con las que evitar accidentes marítimos.

Durante el recorrido por la ría se exhibirán pancartas reivindicativas que se harán acompañar de otras desplegadas en tierra firme, con especial intensidad en el puerto vilagarciano de O Ramal, donde atracará el barco de la ONG internacional y esperarán su llegada integrantes de las agrupaciones de marisqueo a pie.

Guadalupe

Como si de la procesión de la Virgen del Carmen, o de la Guadalupe, se tratara, pero por motivos bien diferentes, esta protesta marítima se completará a eso de las 17.30 horas con la citada concentración de mariscadores en la zona portuaria y todas las naves fondeadas ante la dársena de Vilagarcía.

La ruta que seguirán el barco de Greenpeace y la protesta.

La ruta que seguirán el barco de Greenpeace y la protesta. / FdV

De este modo “queremos trasladar a la opinión pública el malestar existente en toda la ría por el abandono del sector del mar por parte de la Xunta de Galicia, pues llevamos más de diez años reclamando que se tomen medidas para evitar la pérdida de productividad, reclamando la regeneración de los bancos marisqueros, el saneamiento de las rías, el control de los vertidos y una nueva regulación del vaciado de embalses”, explica Xaquín Rubido, presidente de la PDRA.

El mismo que indica que la “situación crítica” actual “pone en peligro el modelo productivo del marisqueo y del cultivo de mejillón en batea”.

Ni que decir tiene, atendiendo a los planteamientos de la PDRA, que la protesta también servirá para reprochar a la Xunta de Galicia que, “lejos de aportar soluciones a los problemas”, impulse “alternativas industrializadoras contaminantes, como la celulosa de Altri, que va a deteriorar aún más la calidad de las aguas del río Ulla y la ría de Arousa, destruyendo nuestros puestos de trabajo”, espeta Xaquín Rubido.

Es por ello que “reclamamos que el dinero público que la Xunta pretende regalar a Altri se dedique a recuperar las rías gallegas y, particularmente, la de Arousa”.

Autorizada

En base a todo ello, la PDRA hace un llamamiento a la participación de los arousanos en la concentración marítima de esta tarde, con Alfredo Otero Lojo, uno de sus miembros, como responsable directo de la misma, autorizada por Capitanía Marítima y la Subdelegación del Gobierno para las cinco de esta tarde.

En relación con esto, decir que la subdelegada del Gobierno, María Rivas, le indica que “deberán cumplirse por las personas participantes las indicaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad, incluyendo la permanencia en las zonas que en su caso estuviesen acotadas para su celebración”.

Libre navegación

De este modo, “todos los participantes deben respetar las condiciones establecidas por la Capitanía Marítima de Vilagarcía” y, en todo caso, “no se deberá impedir la libre navegación del resto de buques, manteniendo libres los canales de navegación de entrada y salida de los diferentes puertos de la ría de Arousa”.

En este sentido, los manifestantes deberán tener muy en cuenta que “los buques mercantes que se encuentren entrando y/o saliendo de los puertos de Vilagarcía y A Pobra do Caramiñal pueden tener su capacidad de maniobra restringida”.

El inspector de seguridad marítima de Capitanía, Ángel Manuel Rodríguez López, advierte además de que “cada patrón participante es responsable de que su embarcación disponga de todos sus preceptivos certificados en vigor y de todos los elementos de seguridad especificados en los mismos”.

Para añadir que en las profesionales, es decir, de pesca, marisqueo y acuicultura, “solo pueden ir a bordo las personas que consten en su rol de despacho y dotación”, mientras que en las de recreo “no podrán embarcar y/o permanecer a bordo menores de edad si no van acompañados de un adulto responsable de los mismos; ni tampoco personas cuyas facultades se encuentren mermadas o disminuidas por efectos de bebidas alcohólicas o sustancias psicotrópicas”.

Cubierta despejada

Pero hay otros requisitos de obligado cumplimiento, como por ejemplo que en las embarcaciones concentradas no embarquen más personas que las máximas indicadas en sus certificados de seguridad, o que la cubierta esté “despejada de aparejos, cabos, útiles o cualquier obstáculo que pueda entorpecer la circulación del personal embarcado por cubierta, o pueda suponer un riesgo potencial de accidente”.

Los patrones también deben velar por el buen gobierno de sus naves “respetando las buenas normas marineras, accediendo de forma ordenada al área de concentración y, una vez allí, siguiendo en todo momento las instrucciones emanadas de los organizadores de la concentración, comunicadas por el canal VHF que designe el coordinador o las embarcaciones de seguridad dispuestas a tal efecto por la organización”.

Velocidad limitada

También por motivos de seguridad, y para evitar abordajes, “dado el número de embarcaciones que tienen previsto concentrarse, en los puntos de parada y/o concentración todas las embarcaciones permanecerán en la medida de lo posible paradas o con la poca máquina necesaria para mantener su posición, y cuando decidan dar avante para navegando iniciar la manifestación lo harán siguiendo la estela de la embarcación que dirija la concentración o rumbos paralelos a la misma”.

Asimismo, “en la medida de lo posible evitarán adelantamientos, cruces, cambios de rumbo bruscos, u otras maniobras que pudieran implicar un riesgo potencial, navegando a una velocidad de seguridad adaptada tanto a las características físicas de la propia embarcación como a las circunstancias externas que la rodean”, siempre inferior a 6 nudos.

Para terminar, Capitanía Marítima de Vilagarcía advierte de que no se permite “el embarque ni lanzamiento de ninguna pirotecnia, ni la utilización de la reglamentaria existente a bordo, salvo en caso de emergencia real”. Como también está prohibido “arrojar cualquier tipo de residuo sólido y/o líquido al mar”.

Casi 20.000 firmas

Coincidiendo con esta proteta, representantes de las federaciones de cofradías de A Coruña y Pontevedra, patrones mayores, agrupaciones de mariscadores, bateeiros y ecologistas, muchos de ellos integrados en la PDRA, acudían ayer a Santiago para presentar en el Parlamento las más de 19.900 firmas que apoyan la Iniciativa Legislativa Popular que reclama el reconocimiento y protección de las actividades tradicionales de pesca y marisqueo en Galicia.

Esta Iniciativa Legislativa Popular (ILP) intenta introducir dos nuevos artículos en la Lei de Pesca de Galicia, el primero de ellos contemplando como “de interés general” las actividades de pesca, marisqueo y acuicultura llevadas a cabo en la comunidad.

El mejillón está tan flojo que su comercialización se limita casi en exclusiva al "lacasito"

Manuel Méndez

El segundo artículo a incorporar se refiere a la ordenación del espacio marítimo en Galicia y plantea que en la misma se priorice y garantice “el ejercicio de las actuales actividades pesqueras, marisqueras y acuícolas frente a cualquier otro proyecto o explotación”.

Como también ante la “introducción de actividades que resulten incompatibles o supongan una afectación negativa para las actividades productivas” aludidas.

Del mismo modo se pide que “en cualquier proyecto o explotación que suponga un uso del espacio marítimo en el que se estén desarrollando las actividades pesqueras, marisqueras y de acuicultura –se hace siempre hincapié en la de bivalvos, no en la acuicultura de rodaballo, salmón u otras especies–, sea preceptivo y vinculante un informe de la Consellería do Mar en un plazo máximo de treinta días”.

De este el sector del mar tradicional trata de blindarse, por ejemplo, frente a la implantación de industrias que cree “peligrosas” –incluida la eólica marina– desde el convencimiento de que, además de su vertiente productiva y económica, “es indiscutible que la pesca, el marisqueo y la acuicultura artesanal representan una de las señas de identidad más importantes de Galicia, con un gran arraigo estructural en los enclaves costeros y que actúa sobre áreas de alta sensibilidad ambiental”.

Un sector que también “contribuye a la independencia alimentaria de la Unión Europea t al aprovisionamiento del mercado de productos naturales de calidad contrastada, manteniendo un peso notorio en términos de empleo”.

El “Arctic Sunrise” se queda hasta el sábado

El “Arctic Sunrise” regresa a las Rías Baixas tras pasar unos días en Bilbao para participar en la concentración marítima de esta tarde y reivindicar la ratificación del Tratado Global de los Océanos al Gobierno de España, arropar al sector pesquero artesanal, reivindicar una pesca más sostenible frente a la pesca industrial y la regeneración de la ría de Arousa.

Pero el buque de Greenpeace no va a limitarse a este acto reivindicativo, sino que va a permanecer en el puerto de Vilagarcía hasta el sábado, cuando pondrá rumbo a Palma de Mallorca. Durante su estancia en la ciudad vilagarciana, el “Arctic Sunrise” permitirá visitas a bordo, mañana de 17.00 a 21.00 horas, y tanto el viernes como el sábado de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas.

También mañana acogerá a bordo una jornada de trabajo con el sector del mar y, a las 19.00 horas, desarrollará una mesa redonda, abierta al público, sobre “Propuestas y reivindicaciones ecofeministas para el sector primario”.

No faltará un espacio infantil en el puerto con talleres y una exposición sobre la protección de los océanos y la pesca artesanal, y el sábado hará un pasacalles la asociación cultural Nós, de Sobradelo, y el colectivo “13 graos” ofertará una experiencia inmersiva con gafas de realidad virtual para conocer los fondos marinos gallegos.

Suscríbete para seguir leyendo