Fusión de Asorey con Warhol y Palestina

La sexta edición de Artsorey es un sentido homenaje al escultor cambadés

Composición de "O Tesouro" inspirada en las serigrafías de Andy Warhol.

Composición de "O Tesouro" inspirada en las serigrafías de Andy Warhol. / Iñaki Abella

En un año de homenajes a Francisco Asorey, no podía faltar el del instituto de Cambados que tomó el nombre del artista. La sexta edición de Artsorey no un monográfico sobre el escultor al que está dedicado este año el Día das Artes Galegas, pero la exposición gira en gran medida en torno a él. El propio título de la muestra, “A homenaxe”, es una declaración de intenciones.

Un retrato de Asorey, a la izquierda, y a la derecha, una recreación de su San Francisco de madera.

Un retrato de Asorey, a la izquierda, y a la derecha, una recreación de su San Francisco de madera. / Iñaki Abella

Artsorey es una exposición colectiva y heterogénea. Variada en lenguajes, técnicas y estilos -hay pintura, escultura, grabado, cómic...- como no podía ser de otra forma cuando comparten espacio más de medio centenar de artistas, entre ellos jóvenes estudiantes de Secundaria y creadores plásticos ya consagrados, como Manuel Busto, Emérita Méndez, Eduardo Baamonde, Fernando Arenaz, Uxío López, Susana Ferradás, Gerardo Rodríguez “Chere”, Fernando Quintela, Pablo Framiñán o Moncho Pazos.

Desde la izquierda, el profesor Alberto Nogueira, y los comisarios de Artsorey, Gerardo Rodríguez y Domingo Tabuyo.

Desde la izquierda, el profesor Alberto Nogueira, y los comisarios de Artsorey, Gerardo Rodríguez y Domingo Tabuyo. / Iñaki Abella

Las alusiones a Francisco Asorey son constantes, pero no se quedan en la mera reproducción mecánica de su obra. Un ejemplo de ellos es el “Tesouro Pop”, una magnética composición ideada por el profesor de Expresión Plástica, David Louzán, y que hicieron realidad una quincena de alumnos suyos. El cuadro toma como punto de partida las icónicas serigrafías que el padre del pop-art, Andy Warhol dedicó a Marilyn Monroe, solo que cambia el rostro de la actriz por el de la protagonista de “O Tesouro”, una de las grandes obras de Asorey.

Víctor Fernández Mouriño fusiona Asorey con la tragedia de Palestina; Domingo Tabuyo presenta un acrílico basado en el San Francisco de madera; Moncho Pazos presenta un retrato del escultor en su juventud y recrea su estudio; Fernando Arenaz muestra un montaje escultórico de “O Tesouro”, visto también con ojos del siglo XXI; y Ramón Caride escribió tres poemas inspirados en otras tantas mujeres de Asorey: “A Santa”, “A Naiciña”, y María Gil Sarabia. Artsorey es así un homenaje a Francisco Asorey, pero también una demostración de que su obra sigue viva y vigente.

Hasta el 30 de junio, en el EsPazo Torrado cambadés

Artsorey empezó en 2016 con el objetivo de fomentar entre los alumnos el gusto por el arte. La iniciativa cuajó, haciéndose un hueco estable en la programación del pazo de Torrado. La exposición se inauguró a finales de mayo, y permanecerá abierta hasta el 30 de junio, en la sala B del EsPazo Torrado. Ha sido comisariada por Gerardo Rodríguez, “Chere”, y Domingo Tabuyo. Mientras, en el propio instituto, se muestran una serie de creaciones de alumnos de primer y segundo curso de la ESO. Estos autores del “preArtsorey” son la constatación de que en el instituto de Cambados hay cantera, y de que esta iniciativa tiene una larga vida por delante.