El Día Mundial del Medio Ambiente también se juega en la comarca

La regeneración de tierras centra el mensaje de la conmemoración

Uno de los montes arousanos pendientes de regeneración.

Uno de los montes arousanos pendientes de regeneración. / M. Méndez

Manuel Méndez

Manuel Méndez

El Día Mundial del Medio Ambiente se conmemora mañana, como cada 5 de junio, a instancias de Naciones Unidas, que lo estableció por primera vez en 1972.

La celebración de este año se centra en la necesidad de regenerar y/o restaurar las tierras, detener la desertificación y fortalecer la resiliencia a la sequía, lo cual implica la necesidad de emprender acciones urgentes en montes tan castigados por los incendios como los de Arousa Sur (O Salnés) y Arousa Norte (Barbanza).

Se plantea así porque “los bosques, tierras agrícolas, lagos y espacios naturales de los que depende la existencia de la humanidad están llegando a un punto de no retorno”, pronostican en Naciones Unidas.

Imagen tomada la semana pasada en una zona arrasada por el fuego en A Curota.

Imagen tomada la semana pasada en una zona arrasada por el fuego en A Curota. / M. Méndez

Xiabre y A Curota

Advertencia a la que no es ajena la comarca, donde se aprecia el avance de la deforestación en montes como Xiabre y A Curota, tan castigados en los últimos años por los incendios forestales y donde en la actualidad siguen realizándose talas.

Con el lema “Nuestras tierras. Nuestro futuro. Somos la #GeneraciónRestauración”, la ONU explica que “cada cinco segundos se erosiona una superficie de suelo equivalente a un campo de fútbol”. Pero también que “se requieren mil años para generar tres centímetros de tierra vegetal”.

Este tipo de reflexiones sustentan conmemoraciones como la del Día del Medio Ambiente, con las que se quiere concienciar a la sociedad, también a la arousana, sobre la necesidad de adoptar hábitos de conducta y comportamientos respetuosos con el entornos.

Emergencia

Para lograrlo se lanzan mensajes contundentes, como que “la naturaleza se encuentra en situación de emergencia”, y que para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 grados centígrados este siglo, “debemos reducir a la mitad las emisiones anuales de gases de efecto invernadero para 2030”.

De lo contrario, “la exposición a aire contaminado aumentará en un 50% en esta década, mientras que los desechos plásticos que fluyen hacia los ecosistemas acuáticos podrían triplicarse para 2040”.

Abundando en todo ello, entidades como Greenpeace, la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) y Adega despliegan diferentes acciones en la comarca desde hace mucho tiempo.

Entre las últimas, la lucha contra los plásticos llevada a cabo en el mercadillo ambulante de Vilagarcía por la primera entidad citada, junto al programa de conservación del chorlitejo patinegro (Charadrius Alexandrinus) que la segunda lleva a cabo en la Reserva Ornitológica O Grove.

Pontecesures

De la Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza (Adega) puede decirse que mañana conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente en Pontecesures, con un taller sobre residuos del Programa “O lixo dende o teu concello” a desplegar con alumnos del CPI Pontecesures, quienes aprenderán a reducir el consumo y la contaminación del agua.

Todo ello programas medioambientales a los que se suman, con su acción diaria, entidades como el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI) y la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma).

Al igual que instituciones como la Xunta, con un centro de interpretación de la naturaleza en Monte Siradella, y el Concello de O Grove, en este caso a través de su Proyecto de Inversión Ornitológica (PIO).

El canto de las aves

El mismo en el que se dice que “la naturaleza tiene un efecto terapéutico” y se alude a “estudios científicos que han demostrado que la vida al aire libre produce una mejora general de la salud de las personas, pues incrementa la concentración y la memoria, reduce del estrés, combate la depresión y la ansiedad, protege la vista o mejora la esperanza de vida”.

Y no solo eso, sino que la concejalía de Medio Ambiente meca alude a un informe del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del londinenses King’s College según el cual “el canto de las aves puede subir el ánimo no solo en el momento de oírlo, sino 4 horas después”.

Abanca

También Afundación, la Obra Social de Abanca, tiene mucho que decir en el momento de desplegar acciones con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

Y no solo por la eliminación periódica de basura marina y especies exóticas invasoras que lleva a cabo en la comunidad con el programa Plancton, sino también porque ha querido convertir junio en el “Mes del Medio Ambiente”, tratando de generar “una ola de cambio hacia la sostenibilidad”.

Junto a Chasula Birds, Arenaria Coordinación –que se encuentra en plena celebración de su décimo aniversario–, Bluscus y Acuario O Grove, entre otras existentes en la comarca, todas las citadas son entidades que, de un modo u otro, contribuyen a la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente y a la divulgación del mensaje de la Convención de Naciones Unidas.

Un mensaje en el que abundan diferentes centros educativos y que este año incide en que “hasta el 40% de las zonas terrestres del planeta están degradadas, lo que afecta directamente a la mitad de la población mundial”.

Como también en que “el número y la duración de los períodos de sequía han aumentado un 29% desde el año 2000”, de ahí que se crea que, “si no se toman medidas urgentes”, la sequía pueda afectar a más de tres cuartas partes de la población mundial en 2050.

Alumnos de todo el mundo en el BDRI

Puestos a citar actividades directa o indirectamente ligadas al Día del Medio Ambiente hay que detascar que el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI) sigue dando cuenta de la incorporación a sus filas de alumnos de todo el mundo.

Entre los últimos, la joven Elodie, llegada de Burdeos, donde está haciendo un máster en ciencias marinas. Va a formarse en el BDRI durante siete semanas “para adquirir más experiencia sobre el terreno y aprender a recoger datos de cetáceos salvajes mientras redacta un informe sobre la influencia de las variables ambientales en la distribución de los delfines mulares”, explica Bruno Díaz, el director del centro.

Otro ejemplo es el de Séverine, llegada a O Grove desde Haití y actualmente cursando una licenciatura en biología en la universidad francesa de Burdeos, donde se doctoró el propio Bruno Díaz.

La haitiana se formará en el BDRI durante cinco semanas “para adquirir más experiencia sobre el terreno y elaborar un trabajo sobre el hábitat de los delfines comunes y marsopas”.

Como ellas, Zoë, una joven de Den Haag (Países Bajos) que está haciendo una licenciatura en biología en la universidad de ciencias aplicadas Aeres. Estará en el BDRI hasta el mes que viene para adquirir más experiencia en biología de cetáceos y recogida de datos”. Y son solo algunos ejemplos, ya que el BDRI no deja de ganar prestigio y protagonismo

Universidad de Alcalá en A Lanzada

Por otra parte, decir que el Concello de O Grove recibió hace unos días la visita de un grupo de alumnos de distintas nacionalidades que recalaron en la playa de A Lanzada de la mano de la Universidad de Alcalá.

Los alumnos llegados a la playa de A Lanzada con la Universidad de Alcalá.

Los alumnos llegados a la playa de A Lanzada con la Universidad de Alcalá. / SEO BirdLife

Fue en este importante arenal, pieza clave de la Reserva Ornitológica O Grove, donde el Concello y SEO/BirdLife informaron a los alumnos y su profesor sobre el plan de preservación del amenazado chorlitejo patinegro, en gallego conocido como “píllara das dunas”.

Fueron expertos de SEO-Pontevedra quienes se encargaron de explicarles en qué consiste este plan con el que se brinda cobijo y protección a las parejas reproductoras.

Suscríbete para seguir leyendo