La manga marina de Castrelo se formó en Ons y alcanzó los 150 kilómetros por hora

Tomó tierra por el sur de Sanxenxo y se dirigió hacia Cambados

Los técnicos de Meteogalicia afirman que es un fenómeno atmosférico inusual e imposible de predecir

Muro de bloques tirado por la manga marina en Castrelo.

Muro de bloques tirado por la manga marina en Castrelo. / Iñaki Abella

La manga marina que anteayer miércoles causó numerosos destrozos en O Couto de Abaixo (Castrelo, Cambados) se formó en las proximidades de la isla de Ons, donde se registraron vientos de hasta 150 kilómetros por hora. Fue, además, el mismo fenómeno meteorológico que se dejó sentir en la parroquia de Nantes, en Sanxenxo, aunque con un balance de daños menor que en Cambados.

Los técnicos de Meteogalicia, la agencia meteorológica gallega, dependiente de la Xunta, explicaron ayer que la manga marina se generó en las inmediaciones de la isla de Ons debido a vientos de casi 150 kilómetros por hora antes de dirigirse a tierra para tomar tierra en la comarca de O Salnés.

Tras formarse cerca de Ons, frente a la ría de Pontevedra, el torbellino tomó dirección noreste, y entró en O Salnés por el término municipal de Sanxenxo. Lejos de deshacerse poco después, realizó un recorrido de varios kilómetros hacia el norte, llegando finalmente a O Couto de Abaixo, en Castrelo (Cambados).

Allí, los fuertes remolinos de viento dañaron los tejados de una decena de viviendas y de una nave, tiraron un par de muros de cierre y rompieron los plásticos de al menos un invernadero. También arrojaron por el aire una caseta de obra y desplazaron varios metros los pesados contenedores de la basura, hasta dejarlos tirados en una finca.

“Bastante inusual”

Los técnicos de Meteogalicia afirman que se trata de un fenómeno “bastante inusual”, que es similar a un tornado en sus efectos y que resulta imposible de predecir. La manga marina se produce cuando la circulación de aire genera una estructura en embudo que va desde la parte más baja de una nube hasta el suelo.

Desde Meteogalicia detallan que estos fenómenos pueden ser de origen tornádico o no. En el caso del que afectó a O Salnés fue de los segundos y se originó en las inmediaciones de Ons, donde los medidores de Meteogalicia captaron rachas de viento de 148 km/h.

La agencia meteorológica dependiente de la Consellería de Medio Ambiente señala que este tipo de fenómenos suele confundirse “muy a menudo con otros más normales” como bajadas de aire a suelo, que causan “daños muy parecidos”. Se diferencian en que la “estructura” de la manga marina “es diferente”, aunque los daños que causa a su paso son “comparables”.

Una decena de viviendas

El episodio de Cambados se produjo a mediodía. Los vecinos alertaron inmediatamente al Concello y tras personarse en el lugar, el alcalde, Samuel Lago indicó que el viento había circulado por una franja muy “estrecha” antes de deshacerse en el monte, hasta el extremo de que había viviendas dañadas en una zona y otras, situadas a pocos metros de distancia, habían salido indemnes.

Por el camino, este fenómeno meteorológico arrasó con árboles frutales, contenedores de basura --levantados y desplazados unos diez metros--, levantó el tejado de viviendas e invernaderos e hizo volar un portal metálico y una caseta de obra. Precisamente, eso fue lo más llamativo para el regidor, ya que el viento arrojó la estructura metálica a una distancia de unos 150 metros.

También se movilizaron efectivos de la Policía Local y el equipo de Emergencias. Los operarios municipales realizaron la limpieza de los viales. El Ayuntamiento de Cambados mostró el apoyo a los vecinos y confirmó que no había heridos por lo ocurrido, si bien los vecinos estaban todavía preocupados y asustados por lo sucedido. Fue la incidencia más grave del temporal “Irene” en Arousa.

Suscríbete para seguir leyendo