Vilagarcía llena la Plaza de Ravella para anticipar la bienvenida a 2024

Unas 5.000 personas se juntaron a mediodía para tomar las uvas

Así tomaron las uvas de mediodía los cerca de 5.000 vecinos.

Diego Doval

Vilagarcía salió nuevamente a la calle para cerrar el año de manera anticipada. La fiesta de la toma de las uvas a mediodía del 31 de diciembre crece exponencialmente. Cerca de 5.000 personas se reunieron nuevamente en la Plaza de Ravella para un evento que ya se ha extendido a otros municipios.

Desde una hora antes a las 12 campanadas, ya se contaban por centenares las personas que se arremolinaban en torno a los tres puestos de recogida de uvas, gominolas y cava para recoger aquello que iban a llevarse a la boca. No eran pocos los que se habían traído desde casa algún motivo navideño para demostrar las ganas de entrar en el 2024.

La ambientación previa a las 12 campanadas no defraudó a nadie. El dj Pablo Cubela y la discoteca móvil Dolce Vita fueron haciendo entrar en calor a los presentes. Luego fue el turno para la compañía Desastronauts y su espectáculo de acrobacias aéreas. Todo ello mientras Ravella iba acumulando visitantes ávidos de adelantar doce horas una fiesta que continuaría con bares y terrazas absolutamente llenos.

El presentador Fran Rey tomó las riendas de la fiesta para advertir de cómo sonarían los cuartos y las campanadas. Todo ello sin que la música dejase de sonar. Por un momento se hizo un silencio que solo interrumpían las campanadas mientras se iban engullendo uvas o gominolas al ritmo marcado por el reloj del Concello de Vilagarcía.

Los besos, abrazos y felicitaciones inundaron Ravella a las 12 en punto del mediodía mientras el confeti volaba en una estampa festiva que continuaría de la mano de la música de Somoza Trío durante cerca de dos horas más. Vilagarcía ya está extraoficialmente en 2024 o, al menos, contará con doce horas más de fiesta.