Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jóvenes y mayores, los motores de empleo más potentes del primer semestre

A Illa y O Grove, como localidades turísticas, han formalizado contratos de temporada con jóvenes

Trabajadores de la construcción participan en las obras de instalación de un tanque de tormentas en Vilagarcía. | // IÑAKI ABELLA

El empleo en Arousa ha experimentado un incremento constante de enero a julio, un período muy significativo del año, que seguro va a ser mejor cuando se conozcan los datos finales del tercer trimestre con referencia al empuje que supone el trabajo en el sector turístico durante el mes de agosto.

En el primer semestre del año, el número de afiliados a la Seguridad Social se han incrementado en cerca de un 15 por ciento al pasar de 40.077 trabajadores, a principios de 2023, a los 45.297 que se contabilizaron a finales de julio, es decir 5.220 más.

Un dato que aunque pueda parecer frío, una vez que se desglosa demuestra una muy positiva tendencia en tanto que las mayores incorporaciones, al menos en proporción, se observan en los segmentos de edad más vulnerables hasta ahora, a saber: los menores de 25 años y los mayores de 60.

En el primer caso, es decir, el de los jóvenes muestra un fuerte impulso ya que casi se ha duplicado el número, al pasar de 1.639 trabajadores a 3.597, a saber, 1.958 más. Es este segmento poblacional el que más incorporaciones ha proporcionado en todos los municipios de la comarca saliniense, aunque O Grove destaca porcentualmente.

La última etapa laboral

Respecto a los trabajadores que afrontan su última etapa laboral, o sea los mayores de 60 años, también han dado la sorpresa en este período estudiado por el Instituto Galego de Estadística (IGE). Llama la atención que a finales de julio sean 338 trabajadores más de avanzada edad que en enero, fecha en la que había 3.912 afiliados frente a los 4.250 de finales de julio. Obviamente, la mayoría debido a la necesidad de completar su vida laboral a la espera de mejorar las prestaciones de jubilación.

Como era de esperar la franja de edad con mayor número de afiliaciones es la comprendida entre los 45 y 49 años de edad. En este caso se ha observado un aumento de 450 afiliados adicionales, con 7.220 en total.

Sanxenxo, O Grove y Vilagarcía encabezan el listado de inscritos, en gran parte por el hecho de que se incluye el mes de julio en las casillas estudiadas por el IGE, un mes en el que comienza la temporada alta del turismo y que ha significado la captación de personal para la hostelería, fundamentalmente, lo que conlleva la incorporación de personal especialmente joven para trabajos como el de camarero, socorrista, guía turísticos entre otros. Así en Sanxenxo, de enero a julio, son 552 menores de 25 años más trabajando; en O Grove, 431 más o Vilagarcía con 280 de diferencia al alza. Llama la atención también el ayuntamiento de Meaño que pese a ser uno de los de pequeña población ha incrementado muy notablemente las afiliaciones de menores de 25 años al pasar de 81 en enero de este año a 237 en julio, es decir 156 más por lo que triplica el número de contratos de trabajo de este grupo de edad.

Desglose de datos

Desglosado por municipios, en Vilagarcía de Arousa incrementó en el período analizado un total de 739 afiliados, al pasar de 13.236 de enero a 13.977 a finales de julio. De ellos, menores de 25 años eran al final del período 753, lo que supone 280 empleados más. En la franja de 60 o más años se registraron 42 más en el tramo de edad con 1.346. A su vez aumentaron ligeramente en los restantes estamentos de población, aunque el de 45 a 49 años es el que cuenta con mayor número de personas activas, un total de 2.260.

Sanxenxo es la segunda localidad en relación al número de inscritos en el régimen, al haber pasado de 6.184 a 7.842, lo que supone un incremento de 1.656. De ellos 552 son menores de 25 años; 1.699, de entre 45 y 49 años; y, 751 de más de 60 años.

Por su parte, Cambados sumó 525 empleados con lo que al inicio del verano tenía 5.903 anotados. La tendencia es casi idéntica en proporción a los demás municipios de O Salnés, por lo que al fijarse en la franja de 45 a 49 años, la más numerosa, son 930 empleados y otros 550 los que se aproximan a la edad de jubilación.

Excelencia en O Grove y A Illa

Con referencia a A Illa de Arousa, el dato más significativo es el crecimiento del número de trabajadores jóvenes pues en los siete meses de estudio se pasó de 87 contratados a un total de 179, lo que supone que se duplicó el número. En dicha localidad, el cambio observado es de los 1.985 de enero a 2.194 de finales de julio. En dicha localidad también se evidencia el mayor número de mayores de 60 años, pues son 15 más de los 140 de inicios de año. El dato importa si se tiene en cuenta que en la franja de mayor ocupación laboral, es decir de 45 a 49 años, solo son dos trabajadores los que acrecen en la estadística, hasta un total de 323.

Sobre O Grove, este semestre tuvo una evolución vertiginosa al llegar a los 4.905 ocupados, es decir 1.128 por encima. También en esta localidad es llamativo el aumento de afiliados de menos de 25 años, establecido en 579 frente a los 148 de enero, por lo que casi se cuadruplican. Aumentan también en otros segmentos estadísticos, por ejemplo los 745 de 45 a 49 años (113 más) o los 498 de más de 60 años, con 498 finalmente (66 más).

Ribadumia, población de poco más de 5.000 habitantes también alcanza un empleo espectacular para su población. En julio contaba con 2.310 afiliados (214 más), de los que 188 son jóvenes y 168 de más de 60 (8 más). En la franja intermedia son 413, los anotados por Estadística.

Finalmente en Meis son 145 trabajadores a mayores en este período (1.876); de ellos 139 menores de 25; 295 de la edad intermedia, y 179 (25 más) de los que ya alcanzan la edad del descanso laboral.

Siderometal y alimentación, estratégicos de la comarca de O Salnés

Las bodegas de O Salnés apuran los últimos trabajos de la vendimia, actividad que ha supuesto otro impulso a la economía comarcal en este mes de septiembre, un período en el que la temporalidad también suma a los datos estadísticos de empleo y afiliaciones del tercer trimestre, que es uno de los más activos junto con el turismo. La industria agroalimentaria es clave en el territorio saliniense en el que agricultura y pesca conforma un altísimo porcentaje del PIB, junto con el turismo; pero Estadística también le da especial importancia al sector de la metalurgia, productos metálicos, electrónicos, eléctricos y maquinaria, que suponen un 5,% del PIB gallego, según datos referidos a 2020. Como en la zona de Barbanza, el sector agroalimentario genera alrededor de un 20% de los ingresos y en otros informes se estima que el turismo genera un 15% del total. En este último caso, son Sanxenxo junto con O Grove los motores principales del tirón, si bien otras localidades como A Illa de Arousa y Cambados muestran gráficas en crecimiento exponencial. La construcción también ha sido muy poderosa en localidades como Vilanova de Arousa, un sector que representa el 6,6% de su PIB; sin olvidar el sector servicios que forma parte también de la estructura económica comarcal. Funcionarios de distintas administraciones generan también un alto nivel de recursos.

Compartir el artículo

stats