Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mildiu avanza a pasos agigantados en los viñedos de O Salnés: urge su tratamiento

Los esporangios del patógeno se dispararon a consecuencia de la humedad y las bajas temperaturas nocturnas EEl oídio, black rot, botritis y avispilla parecen más controlados

Un viticultor emplea un tractor para el sufaltado de sus viñas en O Salnés. | // IÑAKI ABELLA

“Las condiciones meteorológicas existentes son extremadamente favorables al patógeno del mildiu: la humedad relativa media diaria se situó, en la práctica totalidad de los días, por encima del 90%, hubo varias jornadas de tormentas y niebla y las temperaturas fueron elevadas por encima de los 15ºC”, explican en su último informe los expertos de la Estación de Fitopatología do Areeiro que considera que este es el momento más propicio para sulfatar y a la vez realizar trabajos de mejora del suelo.

Los viñedos de O Salnés son los más afectados en este episodio, una situación que se constata en la zona de Castrelo (Cambados), donde la Estación de Areeiro situó una estación de control.

Explican en la comunicación técnica que en una viña de este lugar “hemos instalado un captador de esporangios” que reveló que se había pasado “de 10 a 3.000”, dando idea de cual es la situación del viñedo en toda la comarca. La curva empieza a tener ese brusco crecimiento desde el 26 de mayo cuando se dispara la línea al máximo comentado anteriormente.

Otro de los datos alarmantes en la comarca de O Salnés es la observación de los efectos del mildiu en las hojas, brotes y racimos; muy por encima de lo que ocurre en otras subzonas del sur de la provincia de Pontevedra.

Los técnicos ponen de manifiesto que las previsiones meteorológicas de los próximos días son demasiado favorables al patógeno y, por eso, “es recomendable que el fungicida elegido contenga una materia activa sistémica, bien penetrante o de fijación, unida a otro fungicida de contacto. Recuerdan, a su vez, que las aplicaciones deberán ser realizadas cuando las hojas de las plantas estén secas, con vientos de como máximo 11 kilómetros por hora.

Respecto al oídio, se subraya que en las revisiones que han realizado a lo largo de esta pasada semana no se han apreciado nuevos síntomas del hongo, aunque conviene aplicar tratamientos preventivos como consecuencia de las previsiones de humedad anunciadas para los próximos días.

Son también optimistas en relación con la contención de la plaga de “black rot” que se descubrió hace unas semanas. “En este caso no se observa ningún avance en la presencia de síntomas, ni siquiera en las plantas abandonadas”.

Y hacen asimismo referencia a la botritis que también parece controlada. “De momento no observamos síntomas de la enfermedad, pero es cierto que, al haberse dado precipitaciones cuando las viñas no habían terminado la floración, muchos capuchones florales no se desprendieron y sobre esos restos puede instalarse dicho hongo oportunista”.

Finalmente citan la “avispilla de la uva", si bien explican que “en esta semana no tuvimos capturas de machos en las trampas y el número de glomérulos fue muy bajo en todas las viñas visitadas”.

Cabe señalar que el estado fenológico de la uva ya está muy avanzado y que los racimos ya se encuentran prácticamente formados. Algunos viticultores admiten que habrá una buena vendimia en el mes de septiembre si se actúa a tiempo.

Compartir el artículo

stats