Alunizaje para robar en una tienda de “chuches”

Estamparon su coche para llevarse unas golosinas que apenas alcanzan los cien euros

Imagen en la que se aprecia el negocio y, al fondo, alguna de las cámaras de la zona.

Imagen en la que se aprecia el negocio y, al fondo, alguna de las cámaras de la zona. / FdV

M. Méndez

Los ladrones han vuelto a recurrir al llamativo método del alunizaje. Esta vez en pleno centro urbano del Concello de O Grove, y no precisamente para robar en una joyería, una tienda de electrodomésticos, un comercio de telefonía móvil u otros negocios con objetos de valor en su interior que suelen ser los principales objetivos de los “aluniceros”.

Para sorpresa de muchos, lo que hicieron los cacos esta vez ha sido estampar su coche contra una pequeña tienda de chucherías.

La caseta de Quiosco Isaías.

La caseta de Quiosco Isaías. / FdV

Sucedió durante la pasada madrugada en la plaza de O Corgo, un lugar que todos conocen dentro y fuera de O Grove porque es donde se celebra cada año la Festa do Marisco; una plaza situada a escasos metros de la casa consistorial, del puerto, la lonja y la escultura de piedra que homenajea a las familias mariscadoras y pescadoras de la villa meca.

Quiosco Isaías

El establecimiento afectado no es otro que Quiosco Isaías, una pequeña caseta de apenas diez metros cuadrados de superficie en la que es posible adquirir todo tipo de golosinas, refrescos y helados.

Parece que el autor o autores de este nuevo asalto con alunizaje se llevaron gominolas, caramelos y otro material semejante que apenas alcanza un valor de cien euros, aunque causaron importantes daños materiales en la estructura del negocio.

La zona de O Corgo en la que se produjo el alunizaje.

La zona de O Corgo en la que se produjo el alunizaje. / FdV

Los vecinos ya hacen sus cábalas para tratar de dar con los responsables, y algunos declaran incluso que “hay conocidos delincuentes que llevaban un tiempo en la cárcel y vuelven a estar en libertad, lo cual puede dar una pista a la policía”.

La Guardia Civil

La investigación corre a cargo de la Guardia Civil, cuyos miembros tendrán en cuenta la presencia de cámaras en el entorno.

En cualquier caso alguna se instaló hace años para emitir en directo, sin disponer de sistema de grabación.