Un conductor sufre un accidente en Dena tras quedarse dormido

Es un hostelero de O Grove y volvía a casa después de trabajar

Frontal del turismo que conducía el hostelero. |   // CEDIDA

Frontal del turismo que conducía el hostelero. | // CEDIDA / A.Martínez

Varias personas resultaron ilesas tras verse implicadas en un aparatoso accidente de tráfico que se registró la pasada madrugada en Dena (Meaño). Un hombre que conducía un turismo Mercedes por la carretera PO-550 (Cambados-O Grove) en sentido O Grove se salió de la carretera poco después de una curva, y tras impactar con un coche estacionado, dio un volantazo hacia la derecha, chocando con un par de señales de tráfico y una furgoneta aparcada. Finalmente, se empotró contra el portalón de una empresa.

En el vehículo iban el conductor, un hostelero de O Grove de unos 30 años que había salido hacia poco del trabajo, y una mujer. Ambos resultaron ilesos del percance. Asimismo, dentro del coche aparcado contra el que impactó en primer lugar el hostelero había también varias personas, que habían salido poco antes de un bar de la zona y habían entrado en el vehículo apenas unos segundos antes del accidente. Tampoco ellos sufrieron daños personales.

El conductor dio negativo en las pruebas que le practicó la Guardia Civil, y alegó que se había quedado dormido al volante, despertando violentamente tras impactar con el primer vehículo aparcado.

El accidente se produjo en torno a las 2.30 horas de la mañana, y el primero que atendió a los implicados fue un miembro de Emerxencias de Cambados que había terminado su guardia unas horas antes, y que regresaba a casa tras recoger a su hija en Sanxenxo. El trabajador de Emerxencias se encontró el accidente poco después de que se produjese y ya paró a echar una mano.

En total, hay media docena de automóviles dañados, ya que tras el volantazo, el Mercedes causó una colisión en cadena de otros cuatro que estaban aparcados en el arcén.