Los detractores de Villanueva se dividen pero insisten en que la ley avala su marcha

Reiteran que no puede seguir como patrón mayor

José Luis Villanueva y otros miembros de la cofradía.

José Luis Villanueva y otros miembros de la cofradía. / FdV

Manuel Méndez

Manuel Méndez

Carlos Berride García y el equipo con el que se presentó –y perdió– a las pasadas elecciones en la cofradía de pescadores de Carril, quiso desvincularse ayer del escrito presentado por el padre del primero, quien pidió por enésima vez la dimisión del patrón mayor, José Luis Villanueva Vicente.

Como se indicaba ayer en FARO DE VIGO, fue Carlos Berride Meaños, que también había colaborado con el equipo de su hijo, quien presentó un documento en el registro del pósito para pedir la convocatoria de una junta general y encauzar así la sustitución del patrón mayor, que ha sido condenado por agredir al abogado Santiago Prego y está pendiente de recurso ante el Tribunal Constitucional.

Reacciones

Las reacciones a esa petición no se hicieron esperar, y no solo por parte del equipo de Carlos Berride García, desvinculándose de forma contundente del escrito de Carlos Berride Meaños.

También se posicionaron los críticos, a través de su abogado, en relación con las palabras de José Luis Villanueva cuando aseguraba que no está obligado a presentar su dimisión, aferrándose para ello a informes jurídicos que avalarían su planteamiento.

Lo que responden sus detractores es que “el Decreto 8/2014, de 16 de enero, por el que se regulan las cofradías de pescadores de Galicia y sus federaciones, es rotundo en su artículo 41”.

En su apartado C, dice que se perderá la condición de miembro de los órganos rectores de la cofradía “cuando dejen de concurrir algunos de los requisitos necesarios para ser elegidos”.

Y añade: “Las causas de inelegibilidad para ser miembro de los órganos también lo son de incompatibilidad, y perdida ésta decaerá en su condición”.

Suscríbete para seguir leyendo