Dedican a los pescadores la escultura “Adeus”, situada en el jardín de la Casa do Mar

R.A.

Con motivo del primer aniversario del naufragio del “Villa de Pitanxo”, en el que perecieron 21 pescadores, el Ayuntamiento de Cambados ha convocado para este sábado un acto en memoria de los vecinos que perdieron la vida en el mar. Será en los jardines de la Casa do Mar, y consta del descubrimiento de una estatua y de una placa conmemorativa.

“Por desgracia, el mar se llevó por delante la vida de marineros de Cambados cuyo recuerdo merece permanecer por igual en la memoria de nuestro pueblo”, apuntó el alcalde, Samuel Lago. “Además del “Villa de Pitanxo” no debemos ni queremos olvidar, entre otros y como casos más recientes, a los cuatro tripulantes cambadeses del “Sin Querer Dos”, hundido en Fisterra en 2018, o a los marineros del “Bahía”, uno de ellos de Cambados, que naufragó en las islas Sisargas en 2004”.

En honor a todos ellos, a la una de la tarde de este sábado se descubrirá una placa conmemorativa y una escultura de granito, de 1,25 metros de altura, que representa el abrazo entre un marinero y su hijo antes de hacerse a la mar.

La pieza, denominada “Adeus”, fue cedida por la Escola de Canteiros de la Diputación de Pontevedra, y formó parte de la exposición de esculturas sobre oficios tradicionales y emigración instalada en el paseo marítimo de Cambados en mayo de 2017 con motivo de la Ciudad Europea de Vino.

Entre las tragedias más recientes vinculadas a Cambados, en el “Villa de Pitanxo” perdió la vida Miguel Ángel Lumbres, de 52 años, vecino de Perú y afincado en Cambados desde hacía diez años. Con anterioridad, la villa se vio golpeada por los accidentes del “Bahía” y el “Sin Querer Dos”.