Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramón Dorgambide queda en libertad tras abonar los 80.000 euros de fianza

El vilagarciano, al que la Policía Nacional considera el líder de la Operación Arruda, tardó 48 horas en reunir el dinero | El resto de detenidos permanecen ingresados en A Lama

Dorgambide a su llegada a los juzgados de Vilagarcía escoltado por agentes de la Policía Nacional. Iñaki Abella

Tan solo 48 horas ha permanecido en prisión el vilagarciano Ramón Dorgambide Casáis, alias “Panadero” y “Monchi”, señalado por la Policía Nacional como el presunto cabecilla de la organización desarticulada en el marco de la Operación Arruda, desarrollada esta misma semana. El vilagarciano declaró ante la jueza del juzgado de instrucción número 1 de Vilagarcía el pasado miércoles, siendo decretada prisión provisional con una fianza de 80.000 euros, que tuvo que reunir la familia y que abonó en la mañana de ayer en compañía de sus abogados del bufete vilagarciano Montenegro.

Dorgambide, que niega cualquier tipo de vinculación con la organización desarticulada por la Policía Nacional, fue detenido en la madrugada del pasado lunes en un chalé que posee en la zona de A Laxe, justo enfrente de la mansión de Laureano Oubiña. Vinculado en su día a David Pérez Lago, el hijastro del histórico narcotraficante, fue uno de los detenidos en la frustrada descarga de 1,7 toneladas de cocaína que, en el año 2006, intentó introducir la organización del vilagarciano por Corme. La avería de la lancha y su interceptación por parte de la Guardia Civil acabó provocando la caída de todo el entramado dirigido por David Pérez Lago y la abogada Tania Varela. Dorgambide pactó su condena, recayendo sobre el una pena de siete años de prisión. Sin embargo, antes de que se celebrase el juicio optó por esfumarse y en busca y captura estuvo hasta que, en 2012, fue apresado en León con documentación portuguesa en el bolsillo.

Cuando estaba en prisión, su nombre volvió a saltar a las páginas de los periódicos, pero en esta ocasión por el intento de secuestro que sufrieron su mujer y la asistenta en un chalé de la urbanización de O Rial. Tres hombres, disfrazados de guardias civiles, accedieron al interior de la vivienda y encañonaron a ambas, a las que tuvieron retenidas durante seis horas con constantes amenazas. Dos de ellos acabarían siendo identificados y detenidos unos años después, pero cuando les tocó declarar a las mujeres, en el juicio, que se celebró en la Audiencia provincial en 2019, ambas sufrieron un ataque de amnesia que permitió a los dos individuos eludir la prisión. Algunas fuentes señalan que, desde ese momento, el “Panadeiro” decidió alejarse del mundillo. Sin embargo, la Policía Nacional considera que ese alejamiento no ha sido tal y lo ha implicado en esta organización dedicada a introducir toneladas de hachís en la península a bordo de viejos barcos bateeiros, con base en A Illa de Arousa, y de lanchas rápidas.

Cuatro personas permanecen en prisión tras ser detenidos en el marco de la Operación Arruda

decoration

La Operación Arruda ha supuesto la detención de 27 personas en ambos márgenes de la ría de Arousa, cuatro de las cuales permanecen todavía en prisión después de que Dorgambide la haya eludido gracias al pago de la fianza. Se trata del isleño Juan Carlos O. R., del vilanovés José Carlos S. R., el procurador vilagarciano Manuel Francisco A. V. y el cambadés Manuel M. M.. La mayor parte de los implicados, pese a constar pruebas de su participación más o menos activa en la organización, quedaron en libertad con cargos después de declarar ante la juez, o directamente en sede policial después de serle tomada declaración.

La Policía Nacional considera a la organización responsable del intento frustrado de introducir en la península cinco toneladas de hachís. La primera ocasión, a finales de 2021, cuando fue interceptada una “goma” con 2,6 toneladas de hachís. La segunda, en el mes de enero, cuando fue sorprendida en plena descarga otra embarcación en las playas de Punta Umbría. En esa intervención policial se incautaron 2,1 toneladas de hachís y se detuvo a dos vecinos de A Illa que ejercían como lancheros.

Compartir el artículo

stats