Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Durán acusa al “sindicato de alcaldes” de actuar con odio contra él y Mar de Santiago

Les acusa de “haber asaltado la Mancomunidade” y de tirar el dinero en “políticas fracasadas de turismo” al día siguiente de presentar cifras de visitantes históricas

Un grupo de peregrinos en el puerto de Vilanova de Arousa. Iñaki Abella

Que a Gonzalo Durán, alcalde de Vilanova, no le iba a sentar bien la decisión de la Mancomunidade de presentar recurso contra la creación del geodestino Mar de Santiago era algo previsible. Lo que no era tanto era la cantidad de exabruptos y acusaciones que vertió contra la mayor parte de sus homólogos de los municipios que integran el ente, especialmente contra los socialistas. A todos ellos los tildó de “sindicato de alcaldes que han asaltado la Mancomunidade” y reduciendo la decisión comarcal a una cuestión de “odio hacia Mar de Santiago y hacia mi persona”.

Las alegaciones que va a presentar el ente comarcal responden a que “Mar de Santiago es un éxito y no lo soportan”, como tampoco soportarían que “todas las acciones turísticas de las que están viviendo las diseñé yo, supongo que de ahí viene ese odio, esa envidia que siempre han mostrado contra mi”. El regidor vilanovés recordó que fue durante su mandato cuando se crearon la Variante Espiritual, el buque insignia de la Mancomunidade a la hora de ligarse a la tradición Xacobea, y la Ruta Padre Sarmiento, “las dejé en marcha, y tres años después, esta gente ha sido incapaz de hacer algo por mejorarlas pese a contar con la Diputación y con la Xunta, dispuesta a impulsar cualquier proyecto vinculado con los dos años de Xacobeo”.

A pesar de que el ente comarcal presentó el día anterior unos datos históricos en lo que a afluencia turística se refiere, para Durán, las políticas que pone en marcha el ente “son de fracasados, que durante estos años han hecho languidecer el turismo en la comarca y que arremeten contra Mar de Santiago porque nos va muy bien, porque tenemos muchos barcos bajando desde Pontecesures a conocernos”.

Para definir lo que está ocurriendo, Durán recurre a un símil: “dos bares en un mismo pueblo, uno ofrece un buen café y el otro malo. Al segundo solo le quedan dos opciones, la de buscar un buen café para atraer gente o la de quemar el otro establecimiento, y eso es lo que está haciendo la Mancomunidade por la incapacidad de sus gestores”. Incluso les recomienda al “sindicato que, si no saben, que dejen a quien tiene ideas, yo ya no quiero el puesto de presidente, pero debería ser gestionada por gente capaz, y ellos no lo están siendo, era mejor que se fuesen”.

El enfrentamiento entre la Mancomunidade y el alcalde de Vilanova arrancan al inicio de legislatura, cuando el PP de Meaño decidió respaldar la candidatura de un socialista a formar parte del pleno del ente comarcal. Esos votos alteraban sustancialmente el equilibrio de fuerzas, otorgando la mayoría al PSOE. Durán siempre consideró aquello como una jugada sucia, propia de transfugas, y presionó a su partido para que expulsase del mismo a Carlos Viéitez. Aunque un juzgado descartó el transfuguismo, el regidor vilanovés siguió manteniendo que las formas no habían sido las adecuadas y se negó a tomar posesión, tanto él como su compañero Javier Tourís, de su acta en el pleno. Fue en ese momento cuando comenzó a gestar la creación de mar de Santiago, un producto gestado con los municipios del Ullán.

“En tres años, no se han ampliado las plazas en los albergues”


El funcionamiento de la Variante es, para Durán, cuanto menos, discutible, cargando contra marta Giráldez por “ser incapaz de ampliar las plazas públicas en el albergue, perjudicando a la hostelería de Armenteira, ya que todo el mundo se va para Ribadumia”. Insiste en que ahí “hay un tapón por no ampliar el albergue, algo que no han hecho en los últimos tres años”. También cargó contra Vilagarcía que, “en dos años han sido incapaces de abrir un albergue” además de criticar a otros municipios como O Grove, que reclamaban formar parte de la tradición Xacobea y “desde que puse en marcha la Padre Sarmiento, no han movido un dedo por contar con un albergue público”.

“A Illa tampoco tiene continuidad territorial”


El hecho de que Vilanova sea el único municipio de Galicia que no tiene ningún tipo de continuidad territorial con el geodestino al que pertenece es algo que Durán niega poniendo como ejemplo a otro concello de la comarca, el de A Illa, separado por las aguas de la ría de Arousa del resto. Durán recuerda que hubo una época en la que “el geodestino eran los dos márgenes de la ría de Arousa ¿Donde estaba la continuidad territorial ahí?”. La posibilidad de que en lugar de dos geodestinos se fusionasen en uno desde O Grove a Pontecesures “es algo que siempre defendí, pero esta pandilla no quiere porque gobernaría el PP la Mancomunidade así”.

Compartir el artículo

stats