Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva senda entre Campos y Reboredo, más cerca

Carmela Silva presenta felicita a O Grove por ser “uno de los municipios más valientes del siglo XXI" a la hora de apostar por los peatones

Noemí Outeda, José Cacabelos, Carmela Silva y Juan Otero. FDV

Un viejo sueño que se hace realidad. Así puede definirse la mejora de la seguridad viaria en la carretera EP-9101 que va a acometer la Diputación de Pontevedra. Una demandada obra entre los lugares grovenses de Campos y Gandariña (Reboredo) que incluye senda peatonal y carril bici, presentada esta tarde por la presidenta del ente provincial, Carmela Silva.

Lo hizo a pie de obra, acompañada del alcalde, José Cacabelos, y otros ediles socialistas como Juan Otero, Ángeles Domínguez , Noemí Outeda y Javier Caneda.

Unos y otros resaltaron la importancia de esta mejora, en la que se emplearán 552.000 euros y transformará radicalmente un tramo que en la actualidad carece de aceras y espacios que permitan el tránsito seguro a pie, “dado que dispone de un ancho medio de solo 7 metros y tiene una fuerte presión residencial”, resalta el Concello.

Además, “existen obstáculos, tales como postes de telefonía, alumbrado público y electricidad, así como pozos de saneamiento y puntos de recogida de aguas pluviales que, en algunos casos, serán retranqueados o canalizados por el subsuelo”.

La presentación de la nueva senda entre Campos y Gandariña, que incluye carril bici. | // FDV

Se trata así de favorecer la accesibilidad y/o eliminar barreras, dotando a la carretera interior de San Vicente de una senda con un ancho mínimo de 2,50 metros “acabada con una superficie de hormigón coloreado de 15 centímetros de espesor sobre base de zahorra compactada”.

Como se avanzó hace cuatro meses, en un tramo determinado se reducirá el ancho del carril de circulación de 3,50 a 3,20 metros, “para priorizar el tránsito peatonal sobre la circulación rodada”.

Además, hay que recordar que el tramo final de A Gandariña se acondicionará para diferenciar su uso por parte del tráfico peatonal y que se construirá un muro de cien metros de longitud para la contención de tierras en una zona de fuerte desnivel, dotando ese tramo de una barandilla de acero galvanizado.

Los concejales, el alcalde y la presidenta, durante la presentación de la obra. FDV

Igualmente, se prevé habilitar tres pasos de peatones sobreelevados y renovar la señalización horizontal y vertical, “remarcando la preferencia peatonal del vial”.

De todo ello se habló hoy, cuando Cacabelos remarcó que “es una vieja demanda que finalmente se hará realidad y ya está en fase de adjudicación, por lo que comenzará la obra antes de que termine el año”.

De este modo “conectaremos los núcleos rurales y permitiremos a los vecinos caminar con seguridad”, apostilla el regidor.

Lo hace antes de puntualizar que la obra “también ayudará a mejorar la circulación y la seguridad en verano”, ya que la zona de actuación es una de las más concurridas de cada estío debido a la enorme a cantidad de playas existente en la zona y la presencia de atractivos turísticos como el Museo de la Pesca y la Salazón o el Acuario O Grove.

Es, en consecuencia, un tramo que reúne a numerosos peatones y automovilistas, de ahí el interés por mejorarlo que siempre mostró el ejecutivo de Cacabelos.

Los dirigentes políticos recorrieron el tramo a mejorar. FDV

“Lo que vamos a hacer es conectar de forma segura los núcleos de Campos, Estonllo y Reboredo –abundó–, complementando así las mejoras en seguridad vial introducidas con la instalación de reductores de velocidad, con la rotonda de la recta entre Balea y San Vicente –As Lampáns– y con la obra ejecutada en el entorno de la iglesia que da acceso a O Carreiro y Area Grande”.

15 millones de euros

Es, concluye el alcalde, “un paso más que confirma que el Concello y la Diputación, que ya ha invertido más de 15 millones de euros en los últimos años en nuestro pueblo, estamos realizando una inversión en el rural como nunca antes se había hecho, de tal forma que mejoramos la movilidad y la seguridad dando siempre preferencia a los peatones”.

Planteamiento en el que abunda el ente provincial, cuya presidenta volvió a destacar la labor del primer edil y remarcó que “O Grove es uno de los municipios de la provincia que han sido más valientes al apostar por infraestructuras en lo que va de siglo XXI, cuando los vehículos son necesarios, pero no pueden ser los protagonistas”.

Compartir el artículo

stats