Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una consulta ciudadana para poner orden en las terrazas

O Grove busca consenso y pide aportaciones a todos

Terrazas instaladas en la calle peatonal de Pratería. M. MÉNDEZ

El gobierno socialista de O Grove, capitaneado por José Antonio Cacabelos Rico, lleva tiempo trabajando en una nueva “ordenanza municipal reguladora de la actividad de ocupación de terrenos de uso público con mesas y otro mobiliario”.

Dicho de otro modo, que trabaja en la preparación de una nueva normativa mediante la que regular el funcionamiento de las terrazas en negocios como los de hostelería.

Pero no lo hace en solitario, sino que busca la implicación en este proceso de toda la oposición municipal y de los propios hosteleros, de ahí que ya mantuviera diversas reuniones con unos y otros.

Terrazas en la villa meca. M.M.

Para completar el proceso negociador, el regidor convocó una “consulta pública previa a la tramitación de la modificación de la ordenanza”.

Hasta el día 20

De este modo, desde el pasado día 11, y hasta el 20, los ciudadanos en su conjunto, hosteleros y asociaciones o colectivos de cualquier tipo pueden hacer las aportaciones que estimen oportunas.

Aquellos que quieran hacerlo así y dejar constancia de sus sugerencias, quejas o preocupaciones, pueden hacerlo en la sede electrónica municipal.

“Lo que estamos haciendo es tramitar una modificación de la ordenanza de terrazas que ya hemos expuesto a los miembros de los grupos políticos de la Corporación y a los restauradores”, confirmaba ayer el propio José Antonio Cacabelos Rico.

El Concello quiere alcanzar el máximo grado de consenso para poner orden en las calles. M. MÉNDEZ

Es uno de sus concejales, Juan Ramón Outeda Montenegro, quien lleva el peso de estas gestiones, marcándose como objetivo alcanzar el máximo grado de consenso posible para “fijar bien los horarios de cierre de los establecimientos, así como para determinar las zonas en las que estará permitido ubicar las terrazas y aquellas otras donde quedará prohibido”.

Pero no solo eso, sino que la misma ordenanza regulará el tamaño de las terrazas y, en definitiva, “partiendo de la ordenanza que ya tenemos, vamos a tratar de mejorar las condiciones de las terrazas y la convivencia de todos los ciudadanos”, espetan en el ejecutivo local.

Compartir el artículo

stats