Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proponen recuperar el nombre de Campo da Feira en vez de plaza do Concello en Meaño

El pleno decidirá si atribuye al ORAL el cobro de algunos impuestos y tasas locales

Carlos Viéitez, alcalde de Meaño Iñaki Abella

Meaño somete hoy viernes a pleno la modificación de dos ordenanzas fiscales. De una parte, la reguladora del impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana; y, de otra, la tasa por tendidos, tuberías y galerías para las conducciones de energía eléctrica, agua, gas o cualquier otro fluido, incluidos transformadores, postes del tendido, cableados, palomillas, cajas de amarre, de distribución o registro, u otros análogos que se establezca o vuelen sobre vías pública o terrenos de domino público municipal.

La Corporación, que se reunirá a las 20 horas en sesión ordinaria correspondiente al mes de septiembre, decidirá luego sobre delegar en la Diputación a través de ORAL las facultades de comprobación, inspección, liquidación y recaudación resultante de la tasa por tendidos y tubería antes mencionada.

El otro asunto a dirimir en el pleno será someter a aprobación un nuevo suplemento de modificación de crédito y concesión de un crédito extraordinario. Será la cuarta modificación de este género que el gobierno local aprobará en tan solo cinco meses, contabilizados desde que está vigente el presupuesto del año 2022 a finales de abril. Lo permite la existencia de un sustancioso remanente en caja, dados los superávits con que el Concello meañés vino saldando sus presupuestos municipales desde hace tres décadas.

Finalmente el pleno someterá a decisión la iniciativa de la asociación cultural y deportiva GAM en demanda del cambio del nombre de la “Praza do Concello” por “Praza da Feira”. Un nombre que, en base a la base al programa “Galicia Nomeada” de la RAG que pretende recuperar la historia a través de la toponimia, el colectivo GAM procura el nombre de “Feira” para un espacio que, en el pasado, fuera el lugar que acogía cada 13 y 29 de mes una de la ferias más prósperas, populares y conocidas de la comarca saliniense, y que, legada a lo largo de generaciones, acabó languideciendo hasta desaparecer en los años 80.

No en vano el lugar del centro de Meaño donde se enclava, es reconocido aún como “Campo da Feira”, una zona baldía y prácticamente despoblada hace un siglo.

Compartir el artículo

stats