Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Sabes por qué son buenas las heces de ballena en las Rías Baixas?

Los grandes cetáceos generan riqueza y se resisten a marcharse

Una de las ballenas estudiadas anteayer. BDRI

El verano que ahora agoniza está resultando tan importante como lo fueron los anteriores para la comunidad científica que se dedica a estudiar a los mamíferos marinos en aguas gallegas, tanto si se trata de los más habituales delfines, ya sean comunes o mulares, como de las siempre llamativas ballenas, con la azul como gran atractivo.

Las buenas condiciones meteorológicas de este verano permitieron disfrutar de más jornadas de trabajo en alta mar, y lo mejor de todo es que los cetáceos parecen cómodos, de ahí que, aprovechando la abundancia de alimento en la costa de las Rías Baixas, sigan ofreciendo imágenes realmente espectaculares.

Heces de ballena en la costa de las Rías Baixas. BDRI

Así lo comprueban con frecuencia los investigadores del Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI), que anteayer volvió a tener la oportunidad de observar de cerca una importante colonia ballenera.

Esta vez eran 35 rorcuales comunes (Balaenoptera physalus), algunos de ellos “realizando largas inmersiones para alimentarse de krill en profundidad”.

De este modo, el centro que dirige Bruno Díaz cree demostrada, una vez más, “la productividad de nuestra zona de estudio, lo cual no solo queda patente en la presencia de tantas ballenas, sino también en sus abundantes heces”, las cuales contribuyen a enriquecer el estudio de las diferentes especies.

"Whale pump"

En relación con esto, el BDRI resalta que “la presencia de excrementos de ballena no solo es un buen indicio de que se están alimentando y, en consecuencia, de que en nuestras aguas hay abundancia de alimento, sino que también forma parte de un importante proceso oceánico conocido como ‘whale pump".

Es así como se define el proceso natural "en el que los nutrientes se trasladan dentro de las heces de las ballenas desde la profundidad, donde se alimentan, hasta la superficie”, aclara el doctor en Ecología y director del BDRI, Bruno Díaz.

Dicho de otro modo, que este mecanismo llamado en inglés “whale pump” sirve para que las ballenas transporten nutrientes tanto verticalmente, entre las aguas profundas y la superficie, como horizontalmente, cuando recorren los océanos.

De este modo “promueven la producción primaria y la fijación de carbono atmosférico”, sostiene la comunidad científica.

Es por ello, insisten los expertos en la materia, que “los grandes cetáceos juegan un papel determinante para ayudar a combatir el cambio climático, a través de la captura de carbono de la atmósfera, de manera directa e indirecta, y contribuyendo a la circulación de nutrientes dentro de la columna de agua”, además de transferirlos entre aguas de diferentes latitudes.

Esto es tanto como decir que al realizar sus desplazamientos migracionales por todo el planeta, las ballenas favorecen la circulación de nutrientes y la fertilización de las aguas, contribuyendo así a mejorar la productividad del ecosistema y, con ello, propiciando la abundancia de peces.

Fondo Monetario Internacional

Tan importante es el papel que desempeñan las ballenas, sus heces e incluso sus cuerpos, una vez muertas, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) cifra el valor de un sola gran ejemplar en más de 2 millones de dólares.

Basa tal estimación en la contribución de cada ballena a la captura de carbono, la industria pesquera y al sector de observación de estos animales.

Ese informe viene a decir que contribuyen a mejorar el clima gracias al efecto “whale pump” transportando valiosos nutrientes hasta la superficie marina y favoreciendo el crecimiento del fitoplancton del que, por ejemplo, se alimentan peces y bivalvos en las rías gallegas.

Ese fitoplancton no solo produce el 50% del oxígeno, sino que también retiene cerca del 40% del CO2 producido.

Además, cuando las ballenas mueren, sus cuerpos se hunden hasta el fondo marino, donde retienen el carbono que han acumulado a lo largo de su vida.

Compartir el artículo

stats