Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Illa recurre a Red Natura para preservar el parque de Carreirón

Los trabajos se van a centrar en ordenar el tránsito en la zona de las dunas grises de Os Espiños y en combatir las especies invasoras

Parque de Carreirón, en A Illa de Arousa. Iñaki Abella

El parque de Carreirón es uno de los espacios naturales más importantes que posee A Illa, una zona protegida por diferentes figuras (Convenio Ramsar, Red Natura 2000, ...) y entidades (comuneros, Concello y Consellería de Medio Ambeinte). Solo ese esfuerzo que iniciaron los comuneros antes de que se abriese el puente ha resultado clave para que el parque continúe siendo un espacio con un alto valor ecológico, pese a la presión turística que soporta, sobre todo durante la época estival. Es precisamente la presión turística la que lleva al Concello de A Illa a poner en marcha una serie de iniciativas, financiadas a través de fondos europeos de la Red Natura 2000 para garantizar la preservación de un entorno demasiado frágil.

La edil de Medio Ambiente, Gabriele von Hundelshausen, reconoce que “la presión que sufre este espacio hace necesario este tipo de actuaciones, porque tenemos una joya natural que es conveniente preservar”. Es por ello que su departamento ha puesto en marcha una serie de trabajos para proteger los arenales más vulnerables de la presión de turistas, que aumenta cada año. Así, está previsto que este mes de septiembre se inicien actuaciones con el objetivo de proteger las dunas grises de Os Espiños, unos trabajos que va a desarrollar la empresa Arcea y cuyo principal objetivo es limitar y ordenar el tránsito de paseantes y proteger los lugares más sensibles, además de una mejor señalización de los caminos. La recuperación de las dunas de Os Espiños no es la única que se ha puesto en marcha en los últimos años, ya que también se ha procedido al vallado de otros espacios dunares que existen en el interior de Carreirón, como los de la playa de Xastelas o los de A Lameira.

Este tipo de actuaciones son acometidas de manera habitual después de cada verano para reponer las vallas dañadas por la presencia de turismo y proteger aquellas zonas que han sufrido más con las miles de personas que han disfrutado de las playas de Carreirón.

Además del turismo, una de las grandes amenazas que sufre el parque son las especies invasoras, varias de las cuales se han encontrado en el interior de Carreirón y se han puesto en marcha planes para su eliminación. Ese trabajo será el que se realice en la primavera de 2023, donde está previsto realizar un repaso en la eliminación de plantas exóticas invasoras en el interior de Carreirón y la instalación de un punto de información ambiental.

En los últimos años, los trabajos de eliminación de especies invasoras se han centrado en especies como la uña de gato, la margarita africana, la acacia negra o el plumacho de la Pampa, especies cuya presencia masiva puede acabar provocando importantes problemas en el ecosistema del parque. En otras ocasiones, estas ayudas de la Red Natura también han servido para reponer la valla que impide la entrada de vehículos a motor en el parque de Carreirón.

Compartir el artículo

stats