Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ya se ve la meta de los 41 millones de kilos de uva

Ya se recogieron 35.000 toneladas, de las que 34.000 son variedad albariña

Racimos en perfecto estado en la finca Pé Redondo (Meis). | // ABELLA

Hace un par de meses la Denominación de Origen Rías Baixas explicaba que las previsiones iniciales apuntaban a una vendimia de más de 41 millones de kilos, aunque, tras un mes de julio seco, y un agosto sin apenas precipitaciones –las de San Roque fueron suaves–, todo hacía pensar que esa cifra iba a ser difícil de alcanzar.

Ahora, cuando algunas bodegas ya han terminado la recolección y no queda ninguna sin empezarla, puede asegurarse que ese cálculo inicial no iba nada desencaminado y que, desde luego, se antoja muy factible.

Sobre todo teniendo en cuenta que hasta ayer se habían recogido ya 35 millones de kilos, de los cuales 24 millones correspondían a la subzona productora de O Salnés, situándose Condado do Tea por encima de los 7 millones y O Rosal, en 4 millones de kilos de uva.

Anecdóticos resultan los datos en Ribeira do Ulla, que fue junto a Condado do Tea la subzona más madrugadora, para elaborar vino base para espumoso, y donde el registro provisional es de 254 toneladas vendimiadas.

Uno de los viñedos arousanos. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Además, puede destacarse que de las 35.000 toneladas vendimiadas hasta ayer en Rías Baixas –datos provisionales a primera hora de la tarde–, unas 34.000 toneladas correspondían a la variedad albariño, frente a las 240 toneladas de loureira blanca, 151 de godello, 37 toneladas de caíño blanco y 185 toneladas de treixadura.

En base a estos datos, Agustín Lago, director técnico del Consello Regulador, confirma que, “aunque es difícil de precisar, sí se podrían alcanzar los 41,3 millones de kilos de uva pronosticados en el Informe de Estimación de la Cosecha 2022” presentado hace unos meses por el Órgano de Control y Certificación de Rías Baixas.

“Perfecto estado sanitario y buen nivel de calidad”

Desde el Consello Regulador confirman el buen ritmo de la vendimia, recordando que en la misma participan 178 bodegas y 5.016 viticultores con 4.324 hectáreas de superficie protegida por dicha marca de calidad que se reparten en 22.808 parcelas.

Como también destacan que la uva que está llegando a las bodegas “tiene un perfecto estado sanitario y un buen nivel de calidad”.

Así lo certifican, entre otros los 23 veedores/auditores de que dispone este año Rías Baixas, cuya labor se ve reforzada con el apoyo de los funcionarios de la Consellería do Medio Rural y del Plan de Control de Vendimia, que desarrolla la Axencia Galega de Calidade Alimentaria (Agacal).

Compartir el artículo

stats