Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un flamante local social "que se muere de asco"

Los vecinos critican la imagen que ofrecen las instalaciones

Aspecto que presentaba, el martes, el exterior de local social de Reboredo. V.F.

Hace unos siete meses el gobierno de O Grove anunciaba la inminente apertura del local social construido en Reboredo por el propio Concello, aprovechando un terreno cedido expresamente para ese fin por una familia del lugar.

Ahora los vecinos denuncian que esta instalación sigue “cerrada a cal y canto” y que, además, “el local social se muere de asco”.

La entrada del local social. FdV

Se refieren a que “la suciedad y las malas hierbas ya se apoderaron de su entorno, al igual que de otros edificios, aceras, rotondas y muchos lugares más de Reboredo y el conjunto de la parroquia de San Vicente, sin que se sepa nada del uso que se le quiere dar”.

Hay ciudadanos que creen que “tras centrarse por completo en el nuevo Auditorio de Monte da Vila, el gobierno ya se ha olvidado de este local social y otros muchos servicios e instalaciones de nuestro pueblo”.

Fue el pasado mes de enero cuando el gobierno local anunció que desde febrero los vecinos de O Grove con más edad iban a poder disfrutar de un punto de encuentro con vistas privilegiadas.

Se refería al mentado local social construido por el Concello en el lugar de Reboredo, gracias al apoyo económico de la Diputación y la donación de los terrenos por parte de una familia.

Se hizo realidad este local social con un desembolso de unos 140.000 euros que permitió terminar una planta del inmueble, por lo que solo quedaba pendiente de la instalación de los muebles, antes de abrir sus puertas a la sociedad y realizar obras con las que ampliar sus prestaciones y ajardinar su entorno.

Las malas hierbas en la zona que debe ser ajardinada. FdV

Ya se decía entonces que una de las características más importantes de este inmueble son las espectaculares vistas sobre la ría de Arousa, tal y como destacaba el alcalde, José Cacabelos, cuando lo visitó acompañado de los ediles María de los Ángeles Domínguez Fernández, Noemí Outeda, Juan Ramón Outeda Montenegro, Javier Caneda y Juan Otero.

La visita del gobierno local al nuevo local social. FdV

Fue allí donde el regidor indicó que una vez agrupadas las actividades del programa Vellos Tempos en las remozadas instalaciones de la antigua escuela unitaria de Monte da Vila, este local de Reboredo no estaría destinado a ese plan de apoyo a las personas mayores, sino que funcionaría como “espacio colectivo en el que puedan reunirse las personas mayores del rural para compartir momentos, vivencias y actividades de ocio”.

Es, terminaba el alcalde, “una prueba más de que seguimos apostando por la mejora e implementación de servicios en el rural de O Grove, particularmente en lugares como Estonllo, Reboredo, Balea y San Vicente”.

Compartir el artículo

stats