Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Promueven un talaso en O Grove para casi 700 personas en suelo rústico

FARO desmenuza el Plan Especial de Infraestructuras y Dotaciones del hotel previsto en San Vicente

El pinar en el que se proyecta instalar el talaso, al lado del que ocupa el chiringuito Rocambolesco. FdV

El Concello de O Grove puede disponer pronto de un nuevo hotel. Se trata de un establecimiento centrado en la talasoterapia con capacidad para 82 plazas.

Se instalará en la costa de San Vicente y estará provisto de 72 plazas de estacionamiento, piscinas y otras comodidades y servicios, todo ello para una capacidad total de 669 personas.

En esa cifra se incluyen tanto las personas alojadas como los usuarios externos que acudan al hotel para disfrutar de sus servicios de talaso. Al igual que los trabajadores del propio establecimiento.

Ocupará una parcela de más de 7.000 metros cuadrados que es resultado de sumar varias fincas calificadas como suelo rústico, situadas en un entorno en el que ya existen numerosas instalaciones hoteleras, además de restaurantes, chiringuitos y campings.

Imagen de la parcela (pinar) a ocupar incluida en el Plan Especial de Infraestructuras del nuevo hotel-talaso de Balea. | // M.M.

Con vistas privilegiadas al Atlántico e islas como Ons, el hotel talaso ocupará una zona ligeramente elevada sobre la playa de Area da Cruz, situada al otro lado de la carretera de acceso oeste a San Vicente, es decir, el vial que transita, paralelo a la costa, desde A Lanzada hacia Pedras Negras.

Para situarlo mejor, puede añadirse que al lado del terreno elegido se encuentran el colegio y el instituto de As Bizocas.

Plano en el que se muestra la ubicación del hotel y su cercanía a la playa.

Plano en el que se muestra la ubicación del hotel y su cercanía a la playa. FdV

Así consta en el Plan Especial de Infraestructuras y Dotaciones (PEID) actualmente sometido a exposición pública, junto al Documento Ambiental Estratégico (DAE).

En los mismos se hace constar que las cuatro parcelas del lugar de Balea sobre las que desarrollar el proyecto “ya son de propiedad del promotor”, Óscar Troncoso Poceiro, y que las mismas ya disponen de “acceso a sistemas de abastecimiento y saneamiento municipales”.

Además, esas fincas poseen un único cierre que las engloba e impide el paso a pie, “por lo que se considera que existe poco aprovechamiento por parte de la mayoría de la fauna terrestre, al dificultar su acceso”.

Un pinar

Añade el expediente que la parcela total resultante “contiene unas pocas decenas de pies de pino, de una altura media de aproximadamente doce metros”, siendo “notoria” su falta de aprovechamiento, “si bien se han realizado cortas periódicas de maleza”.

El pinar elegido, visto desde la carretera A Lanzada-San Vicente. FdV

Destaca la proximidad de esta superficie al mar, por cuanto del mismo “se deberán extraer los recursos para obtener la condición de hotel talaso”.

En el Plan Especial de Infraestructuras y Dotaciones (PEID) y el Documento Ambiental Estratégico (DAE) también se hace hincapié en que la elegida es “una zona en la que ya existen actividades de hostelería”.

Pero también en que el terreno elegido “cumple con las condiciones exigidas en materia de urbanismo” para la implantación del plan.

La memoria explicativa a la que ha tenido acceso FARO DE VIGO resalta, asimismo, que “los volúmenes a implantar se sitúan próximos y se conectan interiormente, aprovechándose las instalaciones comunes”.

El boceto de las instalaciones previstas.

Terrazado para aprovechar la pendiente

De entre las características del hotel talaso que se contemplan en el PEID puede destacarse que se prevé “un aterrazado de las parcelas según la pendiente natural del terreno y disponiendo en ella dos edificios, uno para hotel y otro para piscinas”.

El aparcamiento “se ordena en la entrada de la parcela, seguido de jardines, zona de esparcimiento y terreno natural que pretende conservar el arbolado existente”.

Para añadir que “el edificio de las piscinas se encuentra medio enterrado, integrándose con la pendiente del terreno y ocultándose parte de su volumen”.

Además, “las infraestructuras planteadas forman una construcción compacta y su distribución minimiza el impacto sobre el medio y el paisaje, al aprovechar servicios del hotel talaso por la cercanía de los edificios y al presentar una única estructura para residencia y para el uso recreativo del agua”, remarca el PEID.

El mismo que alude a “las principales vías de acceso a las parcelas” para incidir en “la carretera secundaria de nombre A Lanzada (PO-316)-San Vicente do Mar, que se ramifica hacia el norte, dando acceso a las parcelas de estudio desde el lado sureste, mientras que es un camino sin nombre, con conexión también a la citada carretera secundaria, el que da acceso a las parcelas desde el lado noroeste”.

Buscarán la integración de la obra en el territorio

El PEID insiste en que el conjunto de parcelas unidas situadas en suelo rústico a utilizar suma 7.150,15 metros cuadrados. Y en que “no es necesario ejecutar, dentro de las parcelas, dotaciones públicas urbanísticas, estando además delimitado el espacio de cesión al vial público”.

A lo que se añade que se adoptarán “las medidas necesarias para su adecuada integración en el territorio y para resolver los problemas que se puedan generar en las infraestructuras viarias existentes, en las demás dotaciones urbanísticas del entorno y en el medio ambiente”.

Tratamiento de agua de mar compatible con el terreno

En los últimos días habló mucho del suelo rústico de O Grove. Sobre todo cuando el alcalde alertó de que la localidad podría pasar pronto de 9 a 22 establecimientos turísticos en este tipo de terrenos semiprotegidos.

También cuando explicó que la parcela reservada por el Concello para el centro de salud no sirve para tal propósito, precisamente, por ocupar suelo rústico.

Sin embargo, incidía el regidor, sí podría instalarse un camping con 70 bungalós, cafetería, aseos y otras infraestructuras.

El hotel talaso proyectado en Balea también quiere ocupar suelo rústico. De ahí que el PEID abunde en esa posibilidad haciendo constar que este tipo de establecimientos hoteleros que “cuentan con instalaciones de tratamiento de agua del mar como elemento diferenciador de su oferta” son compatibles con los usos permitidos en estos terrenos.

Compartir el artículo

stats