Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva polémica sobre la plaza de O Regueiro

El Concello garantiza que habrá veinte plazas para residentes y un espacio importante en O Charco

La plaza de O Regueiro de A Illa lleva varios meses en obras. Noé Parga

La remodelación integral de la plaza de O Regueiro, en A Illa de Arousa, es una de las actuaciones más ambiciosas que se están acometiendo en el municipio. Sin embargo, la obra no acaba de convencer a los vecinos de la zona, tanto por la lentitud con la que avanza como por la reducción importante en el número de estacionamientos que se va a registrar una vez concluyan su trabajo las máquinas. La veintena de plazas que contempla el proyecto son consideradas por los vecinos como “escasas” y que no van a alcanzar para cubrir las necesidades de los residentes, alguno de los cuales, carece de garaje para guarecer su vehículo.

Esta situación fue trasladada al Concello por alguno de los vecinos “pero no nos dieron solución, simplemente que está así planteado”. También se recurrió a los partidos de la oposición pero “la respuesta que se encontraron fue prácticamente la misma, que así es el proyecto y que no existe mucho margen de solución”. La única que se le planteó desde el grupo de gobierno, aseguran es que “en el momento que se acabe de realizar la nueva carretera que a la guardería, la parte de O Charco va a quedar solo para el estacionamiento de residentes”. Aunque desde el Concello consideran que, con ese espacio, no va a haber problemas de estacionamiento para los residentes, lo cierto es que los vecinos no acaban de verlo claro al considerar que “las plazas que se pueden habilitar en esa zona no alcanzan para dar servicio a todos”.

Desde el Concello mantenían ayer que la zona de estacionamiento que se va a habilitar en O Regueiro y O Charco van a cubrir las necesidades de los vecinos de la zona, sobre todo porque “hay bastantes que cuentan con garaje”. Así apuntan que se lo comunicaron a los afectados en su día. Lo que sí siguen esperando es por Portos, ente al que responsabilizan de ignorar el proyecto de estacionamientos subterráneos que se diseñó en su momento para la plaza de O Regueiro y para el entorno de O Cantiño. “Ambos proyectos permitirían la creación de 700 plazas de estacionamiento, pero el ente portuario no avanza en la puesta en marcha de ese proyecto”, explican. Es más, el Concello ha solicitado la reversión de esas dos zonas con el objetivo de “analizar si podemos llevarlo a cabo nosotros”.

No es la primera vez que las obras de la plaza de O Regueiro reciben críticas. La primera de ellas fue porque en un mapa inicial no se contemplaba la creación de zonas verdes, asegurando el Concello que ese proyecto correspondía a un vial adyacente y no era el definitivo para O Regueiro. La segunda de las críticas es por la lentitud a la que avanzan las obras y por ejecutarlas en pleno verano y al mismo tiempo que las de la avenida Castelao.

Compartir el artículo

stats