Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unas pedaladas por el monte que cuentan con miles de visualizaciones en YouTube

El vilagarciano Breogán Calviño cuenta con canal con miles de seguidores en el que muestra diferentes rutas de mountain bike

Breogán Calviño realizando una de sus rutas en las que descubre parajes de gran belleza. | // FDV

Aficionado a la bicicleta desde los dos años, Breogán Calviño se entregó por completo a ella en 2019. Con lo que no contaba es que poco tiempo después se haya convertido en uno de los más conocidos ciclistas de la comarca por una iniciativa que empezó casi por casualidad, pero que ya cuenta con miles de seguidores.

El vilagarciano, que tiene en el Club Trotacumes a su segunda familia, empezó a grabar diferentes entrenamientos y rutas. A ello añadía sus propios comentarios sobre las diferentes zonas y características del recorrido. Luego de editarlas y colgarlas en el canal de YouTube que lleva su propio nombre, Breogán Calviño ha visto como su inquietud ha contado con el absoluto respaldo de los muchos aficionados al ciclismo de montaña ávidos de conocimiento de nuevas experiencias.

El vilagarciano durante uno de sus entrenamientos. FDV

“Me encanta contar las carreras y las rutas en primera persona. Me gusta enseñar como se ve la carrera desde dentro y enseñarlo. Con la bici veía muy atractivo el ponerme una cámara encima y comentar en directo por dónde voy y los comentarios técnicos que puedo aportar”, apunta el joven de 23 años.

Me suele pasar que llego a una prueba y me saluda mucha gente para agradecerme los vídeos y es bastante reconfortante

decoration

El crecimiento exponencial de su número de seguidores y visualizaciones ejerció un efecto tan sorpresivo para él que incluso tenía su continuidad en las propias carreras. “Me suele pasar que llego a una prueba y me saluda mucha gente para agradecerme los vídeos y es bastante reconfortante”, apunta.

Cruzando la meta con su cámara en el pecho. FDV

Su experiencia más dura en esta materia sucedió cuando se decidió a grabar su participación en la prueba de El Soplao. Reconoce que “fueron 170 kilómetros muy exigentes. Allá me fui con la cámara y cinco baterías para aguantar toda la prueba grabando y comentando, pero la verdad fue que cuando llegué al kilómetro 140 casi no era capaz de hablar de lo cansado que iba. Sin embargo, luego lo edité y lo publiqué y sigue siendo el vídeo más visto del canal”.

Invitaciones para promocionar diferentes pruebas

Ese progresivo aumento del seguimiento queda incluso de manifiesto en el hecho de que muchas pruebas le pasan el recorrido y le invitan a participar a cambio de la publicación de un vídeo sobre las características de la prueba. Ello produce un efecto llamada que va en beneficio de un aumento notable de las inscripciones a tenor de los comentarios de Breogán Calviño. “Voy unas semanas antes y grabo, normalmente lo hago con carreras cortas. Yo encantado porque me encanta la bici”, apunta.

Como voz autorizada, recomienda también a los que se inicien en el ciclismo de montaña el disfrutar de los montes de Xiabre y Lobeira. Lugares en los que desarrolla la gran mayoría de los cinco entrenamientos que realiza semanalmente sobre una bicicleta en la que demuestra que la ilusión no se negocia. “Me la compré por 600 euros hace unos años y es la que tengo, pero lo de las bicicletas está desorbitado. Yo veo algunas en el monte de 11.000 y 12.000 euros, pero para disfrutar la mía también vale”, finaliza.

Compartir el artículo

stats