Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vela tradicional contribuye a potenciar el atractivo turístico de Cambados y la ría de Arousa

La Escola de Navegación de la villa del albariño completa todas sus plazas para los cursos de iniciación que impulsa

Varias dornas navegan por el litoral de Cambados durante una prueba de la Copa Mörling. Noé Parga

Nacida en 2016, la Escola de Vela Tradicional de Cambados retoma este verano sus cursos, después de dos años perdidos debido a la pandemia. Esa actividad se retoma de una manera diferente a como se afrontaba en años anteriores, centrándose en cursos de iniciación a la vela tradicional para atraer a un mayor número de personas, tanto vecinos de Cambados como foráneos, a fin de garantizar el gran objetivo del proyecto: la pervivencia de una cultura como es la navegación a vela en embarcaciones tradicionales.

Dos entidades son clave en la puesta en marcha de esta Escola. Po r un lado se encuentra el Clube Mariño Salnés, que se encarga de aportar todos los patrones y monitores hasta un total de 26 personas, mientras que por el otro se encuentra Vela Tradicional Cambados, entidad que se encarga de cuestiones logísticas, como el papeleo o la solicitud de los diferentes permisos. El éxito de esta edición está asegurado ya que, nada más salir las plazas, se agotaron en muy pocos días y hay una importante lista de espera, lo que indica que la vela tradicional se encuentra en pleno auge.

El coordinador de la Escola, Xaquín Cuíñas, reconocía ayer que, en esta quinta edición “vamos a tener colaboración de otras entidades, como Os Galos de Bueu, que aportarán un bote polbeiro para que los alumnos puedan aprender a navegar en ella; y la Dorna Meca de O Grove, que aportará alguna de sus embarcaciones para las travesías colectivas con alumnos”.

Los cursos se van a celebrar los jueves y viernes, mientras que el sábado se celebrará una jornada colectiva en la que los nuevos patrones saldrán a navegar con el resto de socios de ambas entidades. El principal objetivo es “ofrecer la posibilidad de iniciarse en la navegación y acercar la cultura marítima a las personas, que sean conscientes de que tenemos un patrimonio marítimo muy importante que debe ser conservado”. Todos los participantes, con la cuota de inscripción pagan el seguro marítimo y pasan a ser socios de las entidades.

“Hay mucha gente que viene a pasar las vacaciones a Cambados esos días y se ha inscrito; son un grupo muy heterogéneo, donde hay diferentes procedencias y gente con experiencia en navegación y sin ella”, explica Cuíñas.

Uno de los grandes retos que le queda por delante a la Escola es atraer a menores de 16 años, algo que ya se intentó en su momento, pero que, en el futuro, podrán tener un período de formación en exclusiva ya que “esto tiene como gran meta contar con cantera para el futuro, y este grupo de edad es una de nuestras grandes deudas pendientes”.

El gran objetivo de una Mariña


Contar con un museo flotante al aire libre, en el que poder observar las diferentes tipologías de embarcaciones que, hace más de 50 años, navegaban la ría de Arousa, es una de las grandes aspiraciones de los diferentes colectivos de defensa de la navegación tradicional. Una de las grandes metas con las que nació el colectivo de Vela Tradicional de O Salnés es esa, la de que la villa del albariño no se quede atrás y pueda disponer de unas instalaciones adecuadas para los barcos, tanto las pequeñas dornas, como aquellos de mayor porte. “Todavía no es una realidad, pero Cambados está en la negociación para crear una Mariña Tradicional y esperamos que pueda ser una realidad lo antes posible”. En este objetivo también se encuentra el Clube Mariño Salnés que, el próximo año, cumplirá su 25 aniversario, un a efemérides para la que se va a diseñar una programación especial que sirva para dar a conocer la tradición marítima de Cambados. La villa del albariño no es el único puerto de la ría de Arousa que se encuentra trabajando en conseguir una Mariña Tradicional. Puertos como el de A Illa llevan mucho tiempo reclamándolo a Portos de Galicia, incidiendo en la necesidad de contar con esas instalaciones para que puedan tener un lugar seguro en el que amarrar, especialmente durante el invierno. En A Illa tienen hasta lugar designado, en el paseo de O Cantiño, donde antes se situaban las embarcaciones de la tercera lista.

Compartir el artículo

stats