Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Airean documentos que prueban que García conocía los planes de la pirotecnia

El alcalde de Catoira insiste en que la rechaza, pero sabía de las intenciones de la empresa desde noviembre

La parcela de Coaxe (Dimo) en la que se quiere consolidar la pirotecnia. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Los vecinos de Catoira, y los de Caldas que se sientan perjudicados, se concentran mañana en señal de protesta para tratar de frenar la instalación de una empresa de pirotecnia en el lugar de Coaxe. Frente a esto, el gobierno vikingo mantiene que desconocía las intenciones de la empresa solicitante del permiso, y asegura que se le concedió licencia para almacén de aperos de labranza.

Ayer mismo, el ejecutivo local emitía un comunicado desmarcándose de esa pirotecnia y acusando al BNG de manipular a los vecinos y estar detrás de las protestas, insistiendo en que el alcalde, Alberto García, se opone al proyecto y que no lo conocía.

Pero lo cierto es que el regidor sí sabía del mismo desde noviembre del año pasado, ya que el día 8 tuvo entrada en el Registro del Concello una solicitud de información urbanística “sobre la viabilidad de la construcción de un almacén para pirotecnia”.

Y no solo eso, sino que el propio García firmó el 11 de noviembre un documento en el que se contesta al solicitante diciendo, literalmente: “La construcción que se propone es autorizable”.

El documento motivo de polémica.

Una firma, la del regidor, y un documento comprometedor, que no han tardado en conocer los vecinos que rechazan la instalación de la pirotecnia, quienes se muestran indignados por la situación y aseguraban que la concentración prevista para mañana está más justificada que nunca.

Mientras esto ocurría, desde el Concello de Catoira emitían un comunicado oficial, también firmado por García, para decir que “esta Alcaldía, con fecha de 19 de julio, remitió a la Subdelegación del Gobierno un informe que dice: ‘quiero dejar claro, una vez más, mi oposición a la concesión de autorización administrativa a Pirogal Pirotecnia S.L. para el establecimiento de un depósito-taller de cartuchería o pirotecnia a ubicar en Perneto, lugar de Coaxe, parroquia de Dimo, de este término municipal, así como mi rotunda desconformidad con la ejecución de la citada iniciativa empresarial”.

Lo cual lleva al alcalde socialista de Catoira a manifestar: “Toda esta información la conocen, de primera mano, las personas que lideran este malestar vecinal en connivencia con el BNG, pues esta Alcaldía mantuvo una reunión personal con ellos y tuvieron ocasión de examinar el expediente del galpón, así como de obtener copias de la documentación”.

En resumen, que “faltan a la verdad cuando acusan a esta Alcaldía de ocultar datos o de falta de información”, sostiene un García convencido de que “sus intereses non son tanto los de defender a los vecinos como los de atacarme utilizando la mentira, la falsedad y el insulto”.

Termina preguntándose “si estas personas, que supongo son miembros de la comunidad de montes de Dimo, fueron informadas por su presidente de la venta de la parcela y la intención de la empresa de pirotecnia de dedicarla a esta actividad”.

Almacén de aperos de labranza

Alberto García se reafirmó ayer en sus posicionamientos. Insiste así en que “es absolutamente falso que exista ninguna instalación que tenga permiso para la actividad de almacén de pirotecnia, y si llega a existir será porque las administraciones competentes lo consientes, es decir, la Xunta y el Estado”.

Pero la Administración municipal lo que hizo fue pronunciarse “por el procedimiento de obra menor y comunicación previa sobre la solicitud para construcción de un galpón para almacén de aperos de labranza”. Esto supone que “el destino de la obra no puede ser otro, ya que si la empresa promotora quiere dedicar el galpón a otra actividad debe contar con los informes y autorizaciones de la Xunta y el Estado, así como tramitar el oportuno expediente de actividad ante esta Administración municipal, que actuará de acuerdo con la legislación vigente”.

Asimismo García quiere dejar claro que el 1 de julio contactó con la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra “para que se me informara de la existencia, o no, del proyecto de pirotecnia, recibiendo contestación el día 5 solicitando al Concello un informe sobre la posibilidad urbanística de la construcción de un almacén de productos pirotécnicos”.

Compartir el artículo

stats