Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Catoira y Caldas, llamados a movilizarse contra la pirotecnia

Se sienten amenazados y desprotegidos frente al almacén de Coaxe

Los vecinos de Coaxe que protestan contra la posible instalación de un almacén de pirotecnia convocan una concentración. Iñaki Abella

Los vecinos de Catoira que se sienten amenazados por la pretendida instalación de una empresa pirotécnica en Coaxe, vuelven a la carga.

Convocan una concentración en señal de protesta con la que pretenden seguir presionando al Concello, a la Subdelegación del Gobierno y a quien corresponda para frenar esta instalación, al considerarla una amenaza para sus propiedades, y para ellos mismos.

Desde la Plataforma Coaxe libre de Pirotecnia, creada expresamente para hacer frente a este problema y respaldada por el BNG local, se cita a los vikingos y a los vecinos de la cercana parroquia de Carracedo (Caldas), así como a todos aquellos que puedan sentirse amenazados por la empresa, el viernes a las 19.30 horas, en la Alameda do Concello.

Juan Castaño, edil del BNG, en la finca donde se quiere instalar la pirotecnia. Iñaki Abella

Con el lema “Alcalde solución, pirotecnia non”, quieren “mostrar nuestra preocupación porque se sitúe esta actividad peligrosa cerca de nuestras viviendas”, ya que, insisten, la ven como una “para las personas, los animales y el medio ambiente".

Dan continuidad así a las acciones desplegadas desde junio, convencidos de que fueron “engañados”, al “no ser informados sobre el proyecto que se estaba llevando a cabo para la instalación de la pirotecnia en Perneto-Coaxe”.

Algunos de los vecinos que iniciaron las protestas. Iñaki Abella

740 firmas

Acciones como la recogida y presentación de 740 firmas ante la Subdelegación del Gobierno, el Concello, el Valedor do Pobo y el Parlamento de Galicia.

Y ya empezaron a dar fruto, ya que “el Valedor do Pobo admitió a trámite nuestra solicitud y va a reclamar información al Concello, dándole un plazo de 15 días para que conteste”.

Uno de los carteles utilizados por los convocantes, en el que se carga contra el alcalde.

En cualquier caso, los damnificados lamentan “la falta de información por parte de los demás organismos”, e incluso se sienten víctima de “desprotección, por parte de las Administraciones públicas”, de ahí que quieran seguir dando visibilidad al problema que dicen padecer con acciones como la concentración prevista para el viernes.

Estado actual de las obras en Coaxe. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Paralelamente, la plataforma vecinal decidió contratar un gabinete jurídico, el cual, como se explicó en su momento, se ocupó de presentar “denuncia urbanística ante el Concello de Catoira”, alegando que “la empresa Pirogal S.L. realizó obras que non constaban en la licencia que le concedió” la propia Administración local.

Ésta se posicionaba el mes pasado, dada la alarma popular que se estaba produciendo entre los vecinos y sus quejas por el supuesto oscurantismo del gobierno que dirige Alberto García García.

Como ya informó FARO DE VIGO, el alcalde quiso salir al paso y dejar patente que su gobierno también está en contra de la instalación de un taller de pirotecnia, puesto que la autorización concedida fue para “un almacén de aperos de labranza".

Es por ello que mostraba diferentes documentos en los que se demuestra que solicitó a la Subdelegación de Gobierno en Pontevedra cualquier aclaración al respecto de las autorizaciones concedidas a la empresa Pirogal Pirotecnia S.L..

Más concretamente, con fecha 1 de julio, Alberto García instaba a que se le informara de la situación en la que se encuentra el informe administrativo correspondiente a una solicitud de autorización para la instalación de un almacén de pirotecnia en el monte de O Perneto, en el lugar de Coaxe.

En el mismo documento remitido desde el Concello de Catoira también se remarca la oposición vecinal creciente ante la amenaza del posible almacén pirotécnico.

La empresa necesita la aprobación de las administraciones autonómica y estatal para su propósito. INAKI ABELLA DIEGUEZ

En la misma línea, el gobierno local apunta que el uso del almacén puede ser cambiado si la empresa lo solicita, para lo cual debe obtener los informes favorables de las administraciones autonómica y estatal, además de iniciar un nuevo expediente administrativo de actividad a nivel municipal.

Documento dirigido a la Subdelegación del Gobierno

El rechazo del Concello de Catoira a la posibilidad del almacén de pirotecnia se plasma nuevamente en un documento firmado por el propio alcalde Alberto García el 19 de julio, dirigido a Miguel Ángel Lorenzo Toledo, jefe de servicio de autorizaciones administrativas de la Subdelegación de Gobierno.

Tras la confirmación de la solicitud de autorización en la propia Subdelegación por Pirogal Pirotecnia para un establecimiento de depósito-taller de cartuchería o pirotecnia, Alberto García muestra su total oposición y esgrime, como primera razón para que no fructifique, los usos y actividades admisibles en suelo rústico que figuran en la Ley de Suelo de la Xunta de Galicia.

Exposición de riesgos

En cuanto a los motivos de la oposición del propio Concello de Catoira se esgrimen varias cuestiones. La primera de ellas es la que hace alusión a la ubicación del depósito-taller se encuentra cerca de varias vías de circulación tales como la AP-9, la EP 8001 de la Diputación, la PO-550, así como las locales de los concellos de Catoira y Caldas, “lo que supone un peligro evidente de cualquier tipo de accidente que pueda producirse, ya que la citada actividad incrementaría el tráfico rodado en la zona”.

El Concello ha querido dejar claro que está de parte de los vecinos y sus preocupaciones. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Otra de las cuestiones puesta sobre la mesa por Alberto García es el riesgo frecuente de incendios durante verano, “lo que incrementa el riesgo de accidentes, más aún teniendo en cuenta el cambio climático”.

También deja constancia el alcalde de Catoira de la crispación vecinal que está afectando a la deseable tranquilidad. “La posibilidad del establecimiento del depósito-taller de pirotecnia y cartuchería ha producido alarma, crispación y nerviosismo en la parroquia de Dimo, como se puede comprobar en los escritos a Concello y Subdelegación”.

Por último, García García considera necesario que la iniciativa cuente con los informes favorables del Concello de Caldas de Reis, por la cercanía a la parroquia de Carracedo, así como de la comunidad de montes de Dimo.

Compartir el artículo

stats