Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva senda peatonal de Cordeiro, más cerca

La Xunta invierte 737.000 euros en mejorar la seguridad vial en Valga

El alcalde supervisió esta mañana los trabajos de la senda peatonal. FdV

Las obras que la Xunta de Galicia acomete en Cordeiro (Valga), para mejorar la seguridad de peatones y automovilistas, avanzan “a muy buen ritmo”, según indican desde el Concello. Un avance que se hace notar a simple vista, tal y como esta misma mañana constató el alcalde, José María Bello Maneiro.

Acompañado de la concejala Carmen Gómez, regresó a la zona para supervisar personalmente los trabajos de creación de la senda peatonal que debe unir la carretera autonómica P0-548 (Pontecesures-Catoira) con la zona del colegio Xesús Ferro Couselo, el pabellón polideportivo municipal de Beiro, la iglesia parroquial de Santa Comba de Cordeiro y el yacimiento arqueológico de Igrexa Vella.

Esgrimen en el ejecutivo que “en las últimas semanas, las obras experimentaron un notable avance”, como lo demuestra el hecho de que “en determinados puntos del recorrido la senda está ya prácticamente finalizada”.

5.000 vehículos al día

El regidor, que recordó que la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade invierte unos 737.000 euros, quiso remarcar que esta senda será “un espacio seguro para los viandantes en un tramo de la PO-548 que soporta el paso de más de 5.000 vehículos al día”, de forma que se favorecerá su movilidad en un entorno “que cuenta con importantes dotaciones públicas de interés sociocultural”.

Los trabajos de construcción de la senda. FdV

Cabe recordar que esta senda discurre entre los kilómetros 2,9 y 3,2 de la PO-548, dando continuidad a la acera ya existente en su margen izquierdo antes de continuar por una vía municipal hasta alcanzar nuevamente la carretera autonómica, a la altura de la intersección existente en el punto kilométrico 3,9.

Desde ese punto la senda continúa por carreteras valguesas hasta llegar al entorno de las instalaciones escolares y deportivas antes aludidas. Finaliza cerca de la iglesia, tras sortear la PO-548 mediante una pasarela elevada.

No está de más recordar que el proyecto incluye la ampliación del paso existente sobre el río Louro y la reordenación del tráfico en la intersección existente en el punto kilométrico 3,9 “para evitar que los conductores realicen maniobras indebidas”.

Un momento del acto inaugural de las obras. FdV

En todo ello abundaban el pasado mes de mayo el alcalde de Valga y el delegado de la Xunta, Luis López, quienes habían acudido a la zona de actuación para dar el pistoletazo de salida a las obras.

Allí, junto a los técnicos y los concejales Carmen Gómez, Pedro Calvo y Malena Isorna, dieron cuenta de la trascendencia de este proyecto de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

El alcalde en uno de los puntos en los que se va a intervenir para salvar la carretera PO-548, debajo. FdV

Esta actuación se suma a otra finalizada hace días, como fue la mejora de la carretera PO-190, con un desembolso de 530.000 euros realizado por la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

En este caso se ejecutaron actuaciones de reparación y demolición de aceras para reconstrucción, suprimiendo barreras arquitectónicas para favorecer la accesibilidad.

También se han renovado las redes de aguas pluviales, abastecimiento y alumbrado para mejorar la prestación de esos servicios.

Compartir el artículo

stats