Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Illa corta el agua a las duchas de las playas

Corta el suministro ante los problemas de sequía que afectan a toda la comarca | No volverán a funcionar en todo el verano

Las duchas del paseo de O Bao han quedado inutilizados ante la prealerta de sequía. Noé Parga

Un consumo desaforado en plena alerta por problemas de sequía ha llevado al Concello de A Illa a suprimir las duchas en las playas del municipio. Así se ejecutó ayer la decisión, dejando sin suministro a zonas como Area da Secada, O Bao, Camaxe, Lavanqueira o Con Serrado. Así lo reconocían ayer desde el grupo de gobierno al apuntar que “en los últimos días, hemos descubierto un consumo desaforado de agua en esas zonas, por lo que nos tememos que las duchas no solo estaban siendo utilizadas para una pequeña ducha después del baño en el mar, sino para muchas cosas más”.

La situación en estos momentos, con una prealerta por sequía, no es nada halagüeña, por eso el Concello ha optado por cortar el suministro a este servicio a fin de ahorrar agua y garantizar que sirva de suministro a la población que reside en el municipio. A esto se une que tienen constancia de un uso poco apropiado de las duchas que se puede convertir en un problema en el futuro, por lo que se ha decidido cortar por lo sano. “Se han registrado momentos de un gran derroche lo que nos ha llevado a tomar esta decisión con la que solo pretendemos evitar un gasto de agua innecesario”, explican desde el Concello. Entienden que las críticas de los bañistas por tomar esa decisión van a ser muchas “pero no nos queda otra solución, si lo que queremos es evitar un gasto desaforado de agua en un momento en el que debe ser utilizada para muchas otras cosas que son más prioritarias para nuestros vecinos”.

No en vano, en A Illa han denunciado en reiteradas ocasiones a propietarios de autocaravanas que utilizaban las duchas para el aseo diario, o incluso, para lavar todos los cacharros de comida mientras permanecían acampados en la zona. De hecho, el pasado año se impuso una multa a uno de los conductores de autocaravanas por utilizar una manguera conectada a las duchas con la que acumulaba agua en el interior de la misma. No solo los de las autocaravanas utilizaban de forma incorrecta las duchas, sino que ya se ha sancionado a personas a las que se les sorprendió realizando un consumo inapropiado del agua.

A pesar de que el Concello no había conseguido contratar socorristas, lo que dejó sin Bandera Azul a las playas de O Bao y Area da Secada, el Concello había decidido mantener abiertas las duchas en el inicio del verano hasta las 20.00 horas.

El de A Illa no es el primero que ha optado por cortar este servicio en vista del problema de sequía que existe. El primero de los municipios que dio ese paso fue el de O Grove, que lleva cuatro años sin el en A Lanzada y dos sin el de lavapiés. El propio regidor grovense justificó en su momento que la decisión se adoptó en base a una política de gestión medioambiental de los recursos de los que dispone el municipio, y derrochar agua “no entra dentro de nuestros planes”.

Compartir el artículo

stats