Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Meaño exporta su música

La localidad no deja de triunfar dentro y fuera de Galicia

El grupo Amigos do Acordeón das Rías Baixas. | // T.H.

Que la música es una de las banderas meañesas, se hace patente en este inicios de agosto, con formaciones y músicos que, con su dosis de altruismo, exportan el sello de Meaño allí donde van. Y no sólo la música bandística, sino que también el acordeón y hasta la gaita son señal de identidad de Meaño.

Son buen ejemplo de ello las últimas actuaciones grupo Amigos do Acordeón Rías Baixas y de Alberto Torres Domínguez, gaitero meañés afincado en Nantes, que ha acompañado hace días a Carlos Núñez en Pazo Baión.

Los siete integrantes del grupo Amigos do Acordeón Rías Baixas ejercieron en los últimos días de embajadores meañeses en tierras leonesas, participando en el XX Festival de Gaitas Toral de los Vados.

Lo hacían junto con la Banda de Gaitas Mencía y el Rancho Folklórico Salvador do Monte, que llegaba desde Aramante (Portugal). Un Toral de la Vados cercano a la frontera con Galicia, en una provincia que al limitar también con Portugal, quiso aunar tres culturas.

El meañés Pablo Dovalo, fundador y líder de esta formación, explica que “lo nuestro con el acordeón es ensayar los miércoles para matar el bicho”.

“A partir ahí -agrega- salimos para visibilizar lo que es nuestra pasión, no más, porque, organizados como asociación cultural que somos, no ingresamos un céntimo: lo que recaudamos se nos va en viajes para actuar fuera, los cuales aprovechamos para en ocasiones para hacer algo de turismo en los destinos”.

El gaitero meañés Alberto Torres (izq.) acompañando a Carlos Núñez. | // T.H.

Y es que, entre ellos, fuera de Galicia, han participado en festivales en Alicante y dos en Portugal (Maia y Oporto). En el alero, un viaje para cruzar el océano y actuar en Argentina: “lo teníamos encauzado admite Dovalo- porque nos los demandan desde Argentina, para financiar el viaje colectivos gallegos de allí y la propia Diputación de Pontevedra, pero nosotros, que somos jubilados, quien y más quien menos está pendiente de pasar por quirófano por una cosa o por otra (risas)… Eso nos echa atrás para cruzar el charco”.

Sobre el mundillo del acordeón Pablo Dovalo reconoce que “en Poio y otros lugares este instrumento está haciendo cantera con gente joven, y lo que realmente echo de menos es que en Meaño no se impulse el acordeón como disciplina desde la propia escuela de música”.

La formación “Rías Baixas”, integrado por seis acordeonistas y un bajo cromático, actuaban ante, el viernes, en el Parque do Regueiro en Padrenda (es el segundo de tres de un ciclo de tres emplazado con el concello).

Ayer tocaba viaje a Cee para actuar en el marco del Memorial Manuel Rebollar. Un evento este último en el que, amén del grupo, arrancaba el viernescon un festival de bandas y presencia también de la BUMM (Banda Unión Musical de Meaño), acompañada por las bandas de Beade y la Banda Escola Municipal de CEE.

Una BUMM que, amén de esta visita a Cee, ejercerá también de embajadora de la música bandística meañesa fuera de Galicia el día 26.

Lo hará participando en el XXI Certamen Internacional de Bandas de “Villa de Aranda”, que se celebra a lo largo de este verano en el municipio de Aranda del Duero (Burgos).

Un tercer embajador de la música meañesa está siendo, como no, la gaita. Un instrumento que lucía el jueves, acompañando por segunda vez a Carlos Núñez en su concierto de Pazo de Baión.

Lo hacía con Alberto Torres Domínguez, gaiteiro meañés afincado en Nantes, con más de 30 años de relación con este la gaita y que, de manos del maestro Otilio Táboas, le había llevado a integrar los grupos “Savia Nova” y “Os Terribles” de Nantes.

Tras aparcarla por un tiempo, recuperó su pasión hace una década colaborando con formaciones “Penaguda”, “Bréteva”, “Gaiteiros do Mar”, “Gaiteiros de Salitre” o “Romaíña” o, como percusionista, en “Volandeira”.

Sí se frustró a última hora la presencia del otro gaiteiro meañés, Antonio Prieto, que emplazado para la cita con Carlos Núñez, pero que no pudo hacerlo a causa de un accidente en el viaje a Pazo de Baión que, afortunadamente, se saldó sin daños mayores, pero que sí impidió su presencia.

Un Antonio Prieto que integra la Escuela Municipal de Música Tradicional en Vigo (Etrad), y que lidera el grupo de música tradicional Penaguda de Dena.

Es la formación que ejerce como el otro embajador meañés en el exterior, habiendo actuado en diferentes lugares de Galicia, y mismo una histórica actuación en Madrid hace años.

Una gaita que tampoco encuentra su hueco en la Escola Municipal de Música de Meaño, demanda latente desde hace años en seno de la cutlural Penaguda. Algunas voces apelan que la Escuela de Música Municipal de Música debía ir más allá.

Compartir el artículo

stats