Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marea alta y dificultades para "contratar" guerreros

Los cinco drakkar se lucieron más de lo habitual

Esta vez los guerreros desembarcaron con pleamar. | // GUSTAVO SANTOS

El Desembarco Vikingo desplegado ayer en Catoira dejó algunas curiosidades que lo hicieron diferente a otros muchos. Una de las más llamativas fue la marea alta, que condicionó notablemente las operaciones de los drakkar.

101

La romería más gamberra desembarca en Catoira Gustavo Santos

Alguno tuvo que encallar para facilitar el salto al agua de los bravos guerreros, quienes, a diferencia de otros años, no se clavaron en el fango, sino que se encontraron con una buena profundidad que sorprendió a más de uno.

Aunque muchos guerreros prefieren la marea alta y no el fango, otros tuvieron dificultades para llegar a nado a la orilla, teniendo en cuenta las dificultades que les suponía nadar con espadas y escudos.

Alguno de los drakkar tuvo que encallar para permitir el desembarco. | // GUSTAVO SANTOS

Otra de las curiosidades es que los barcos se pasearon varias veces por delante de las Torres de Oeste, donde se agolpaba el público, para mayor lucimiento de los propio drakkar y su guerreros.

Pero también para satisfacción de los espectadores, que esta vez pudieron disfrutar de la presencia de las naves a escaso metros durante prácticamente media hora, en lugar del “visto y no visto” de otras ediciones.

Los vikingos conquistan Catoira en un desembarco multitudinario

Los vikingos conquistan Catoira en un desembarco multitudinario E. M.

A muchos también llamó la atención el reducido número de guerreros a bordo de las naves “Frederikssund”, “Torres de Oeste”, “Ardglass”, “Comaira” e “Illa de Cortegada”.

Esta vez eran solo un centenar los tripulantes implicados, ya que el Concello no pudo enrolar a más debido a que la legislación en vigor se lo impide, por razones de seguridad.

Como le impidió contratar personal laboral temporal, de ahí que incluso tuviera dificultades para encontrar quién repartiera mejillones durante toda la mañana.

Compartir el artículo

stats