Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lucha contra el cáncer vuelve a librarse en A Toxa

El Eurostars Gran Hotel La Toja acogió anoche la tradicional gala a favor de la AECC, con el cubierto a 170 euros

Alfonso Rueda se estrenó como presidente en la gala, en la que repitió Ana Pastor. | // FDV

La cadena Eurostars y el grupo hotelero catalán Hotusa organizaron ayer una nueva edición de su gala solidaria contra el cáncer. Y lo hicieron, como no podía ser de otra manera, en uno de sus establecimientos más emblemáticos, el cinco estrellas Gran Hotel La Toja.

Se dieron cita alrededor de 150 comensales que pagaron un precio de 170 euros por cubierto, con el propósito de prestar ayuda a los enfermos y colaborar en pro de la investigación oncológica.

La orquesta que, en el embarcadero del Gran Hotel, amenizó el aperitivo. FDV

La idea es que, a través de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), y delegaciones de la misma como la grovense o la correspondiente a la provincia de Pontevedra –representadas siempre en esta gala anual–, la sociedad siga concienciándose e implicándose en la lucha contra esta lacra que afecta a 300.000 españoles al año.

La preparación del aperitivo. FDV

En esa concienciación incidieron los presentes, este año abanderados por un Alfonso Rueda que acudía a la cita por primera vez como presidente de la Xunta.

El salón en el que se desarrolló la cena. FdV

Tradición que mantuvo durante años su predecesor, Alberto Núñez Feijóo. Al igual que el expresidente Mariano Rajoy, la exministra Ana Pastor, y el alcalde de O Grove, José Cacabelos, ayer también presentes en la gala.

Compartieron protagonismo, mesa y mantel con algunos destacados empresarios –entre ellos el presidente de Hotusa, Amancio López Seijas– y representantes de la cultura y otros sectores.

El cortador de jamones está presente en cada edición. FDV

Pudieron saborear un suculento aperitivo en el embarcadero del Gran Hotel y disfrutar del paradisíaco entorno al son de los acordes de una orquesta.

Lo hicieron antes de dar cuenta de una cena en el salón principal del lujoso establecimiento que iniciaron con una ensalada tibia de navajas con judías verdes, jamón y vinagreta de almejas con frutos secos.

Los invitados posaron en el interior del cinco estrellas. FDV

A este plato le seguía el lomo de bonito con crema de “caldeirada”, tomates aromatizados y aceite de guisantes; para terminar con un cremoso de chocolate amargo con fresas en almíbar casero.

Compartir el artículo

stats