Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La DOP Mexillón de Galicia no tira

Multiplica los controles (88.205 toneladas en 2021), pero el volumen de molusco certificado sigue a la baja (45.328 toneladas)

Ricardo Herbón, presidente de Opmega, muestra los trabajos de desdoble en una batea de su organización. PABLO HERNANDEZ GAMARRA

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Mexillón de Galicia parece abocada a afrontar un proceso de reconstrucción o, al menos, a replantearse su estrategia en busca de la ansiada unidad del sector mar-industria y, sobre todo, en defensa del futuro de los “bateeiros de la ropa de aguas”.

Es cierto que el número de empresas asociadas y bateas inscritas no deja de crecer, pero también lo es que la cantidad de producto certificado baja, un año tras otro. Y eso a pesar de que la cantidad controlada no deja de aumentar.

¿Qué quiere decir esto? Pues que todos parecen convencidos de las ventajas de esta marca de calidad y diferenciación y que la DOP es requerida para realizar cada vez más controles en los puertos, tratando de garantizar el producto, pero, sin embargo, eso no se traduce en un aumento de mejillón “con etiqueta” en los mercados, sino todo lo contrario.

¿Por qué? Pues porque lejos de someterse a las directrices del Consello Regulador, algunos prefieren seguir haciendo la guerra por su cuenta. Y lo que es peor, algunas organizaciones que son pieza clave en el funcionamiento de este sello no dejan de perder asociados.

Debemos pensar en el bien común, que pasa por reforzar el conocimiento y reconocimiento de una marca de calidad como Mexillón de Galicia

Mané Calvo - Presidente de la DOP Mexillón de Galicia

decoration

¿Quién paga las consecuencias? Pues como sucedió históricamente en este sector, es el bateeiro de base (el de la ropa de aguas) el que lleva las de perder, pues independientemente de subidas de precios puntuales, como las experimentadas el año pasado, no acaba de ver recompensado su esfuerzo.

Quizás por eso el presidente del Consello Regulador, Mané Calvo García Benavides, insistía en el último boletín informativo del Consello Regulador en que su sueño es “que el sector esté unido dentro de la DOP”.

Este empresario, que se ha convertido recientemente en el primer presidente del Consello que es elegido en representación del subsector transformador (industria), no duda en resaltar que “juntos somos mejores”.

Y aunque sabe que “puede haber diferencias (entre productores, depuradores y transformadores), debemos pensar en el bien común, que pasa por reforzar el conocimiento y reconocimiento de una marca de calidad como Mexillón de Galicia”.

Así pues, “el camino a seguir es que todo el sector esté dentro de la DOP”, de ahí que apueste por “vencer las reticencias de algunas empresas y conseguir su adhesión”.

Galicia despacha cientos de toneladas de mejillón e incrementa su precio en origen

Galicia despacha cientos de toneladas de mejillón e incrementa su precio en origen Manuel Méndez

Solo así, y con una verdadera implicación de las organizaciones productoras, será posible revertir los malos resultados de los últimos años y conseguir que el aumento de producción controlada en puerto se plasme en un aumento de la producción certificada en los mercados.

Las cifras

Baste como ejemplo decir que Mexillón de Galicia controló el año pasado en los muelles más de 88.205 toneladas descargadas por los bateeiros de sus organizaciones o asociaciones productoras. Y, sin embargo, solo pudo certificar con el sello DOP unas 45.328 toneladas de “oro negro” de batea.

Por si fuera poco, ese mejillón con sello está por debajo de las 49.610 toneladas certificadas en el año 2020, cuando, a su vez, se había puesto el sello a un 11% menos de producción que en 2019.

56

Descargas de mejillón para fresco e industria en Arousa Manuel Méndez

Para que el lector aprecie aún mejor esa caída de producto certificado y el escaso peso de la DOP en el conjunto del sector bateeiro, procede añadir que en toda Galicia se produjeron en 2020 un total de 232.756 toneladas de mejillón, y que la cifra se elevó en 2021 hasta las 250.863 toneladas.

Dicho de otro modo, que el año pasado Mexillón de Galicia certificó apenas el 18% de todo el producto sacado de las bateas de la comunidad, tres puntos menos que en 2020.

Son, no cabe duda, datos sorprendentemente bajos, teniendo presente que en la DOP están inscritas 2.145 de las 3.300 bateas gallegas.

Prueba evidente de que, aún estando asociados al Consello, no todos los parques de cultivo se dedican a vender mejillón con sello de calidad, ni mucho menos.

La Organización de Productores Mejilloneros de Galicia (Opmega) se lleva la palma, como siempre. Pero, aún así, sus 606 bateas actuales están muy lejos de aquellas cifras que, en sus orígenes como Opmar y en el nacimiento de la DOP la situaban como dominadora absoluta entre las agrupaciones de bateeiros.

Es cierto que lo sigue siendo, pero de forma mucho más discreta, tras perder un buen puñado de viveros cuyos concesionarios se fueron a otras entidades o forman parte del grupo de “no asociados”, integrado actualmente por 134 viveros en toda la comunidad.

El mejillón de Francia e Italia se descarga en Arousa

El mejillón de Francia e Italia se descarga en Arousa MANUEL MÉNDEZ

Amegrove e Illa

Según los datos que manejan tanto la Consellería do Mar como la propia Opmega, el segundo pilar más importante del Consello, atendiendo al número de bateas, es la cooperativa grovense Amegrove, con 292 viveros, por delante de los 150 que suma la asociación Illa de Arousa.

Las asociaciones A Marxa, Amebarraña, Amevila y Asprocom aparecen en el mismo listado, con 90, 74, 63 y 54 bateas, respectivamente.

Junto a una entidad histórica como A Rianxeira, con 54 bateas, y otras como A Ría (71), Acuimega (50), Barbanza (45), San Amaro (39), Promar (39), Moaña (38), Proinsa (50), San Saturnino (36), Apromar-Ares Betanzos (33), A Boirense (31), Xidoiros (26), Mar de Arosa (22) y Egrome (22).

20

Descargas de mejillón para el mercado francés Manuel Méndez

Completan la relación las asociaciones Mejilloneras Cons de Udra (21 bateas), Santa María de Caleiro (21), Mitigal (28), Sarrosa (17), A Bensa (16), Punta Couso (11), Opmegal (8) y Coteife (4 bateas).

Entre todas ellas generaron en 2021 las 88.205 toneladas netas de mejillón antes aludidas, comercializándose bajo el paraguas de la DOP las citadas 45.328 toneladas.

Ricardo Herbón (centro), presidente de Opmega, durante una jornada desplegada en el edificio Mexillón de Galicia. | // NOÉ PARGA

Estas son las delegaciones de Opmega

Destaca la producción de Opmega, que con once delegaciones y sus 606 bateas, hizo que el año pasado fueran controladas por el Consello Regulador 46.267 toneladas de mejillón, aunque únicamente se destinaba a la certificación con DOP el 53% (24.216.922 kilos).

  • Aspromeri

Al hablar de Opmega hay que destacar que está formada por entidades con una trayectoria tan importante en el sector como Aspromeri (Rianxo), donde 174 bateas generaron en 2021 más de 14.465 toneladas de mejillón controladas, de las cuales 7.321 fueron certificadas por la DOP.

  • Muros-Noia y San Esteban

También se integran en la agrupación que preside Ricardo Herbón la asociación Muros-Noia, que de las 8.194 toneladas aportadas por sus 91 bateas el año pasado destinó a la DOP unas 5.055; y San Esteban AMI (A Illa), que en 89 viveros logró 5.565 toneladas, para colocar con sello alrededor de 2.692.

El profesor Uxío Labarta y el director de Operaciones de Opmega, Lino Suárez, durante una charla impartida en Mexillón de Galicia. | // NOÉ PARGA

  • A Pobra

La asociación de productores de A Pobra do Caramiñal es otra de las firmas integradas en Opmega, en este caso con 42 viveros y 4.237 toneladas de mejillón controladas en 2021, certificándose como DOP unas 2.539 toneladas netas.

  • Abanqueiro

Virxe do Carme-Abanqueiro es otra asociación de bateeiros perteneciente a Opmega, la agrupación que preside el rianxeiro Ricardo Herbón.

Esta entidad boirense aportaba con 52 parques unas 3.409 toneladas de mejillón, reservando para la DOP casi 1.597.

  • APM Ría de Arousa

Con 45 bateas está adherida la Asociación de Productores de Mejillón (APM) Ría de Arousa (Vilanova). Y de las mismas sus socios extrajeron para su control en 2021 unas 2.296 toneladas netas, destinándose al sello de calidad solo 493.

Una controladora de calidad de Mexillón de Galicia en el muelle de Vilaxoán. M. MÉNDEZ

  • APM Vilaxoán

Un paraguas, el de Opmega, bajo el que se cobija, igualmente, la APM Vilaxoán, ésta con 35 bateas y 2.549 toneladas, entregando a los fines del Consello Regulador 1.311 toneladas.

  • Rúa Mar y Amecomra

La isleña APM Rúa Mar (22 viveros) colaboró con 812 toneladas totales, siendo 137 las diferenciadas; mientras que de las 21 bateas de Amecomra (Combarro y Raxó) salieron 2.418 toneladas netas, las cuales permitieron certificar como DOP casi 1.843.

  • Socomebu y Antón Fernández

Para completar la relación de entidades adscritas a Opmega, hay que aludir a Socomebu (Bueu), con 1.437 toneladas controladas y 716 certificadas, y a una asociación de productores recientemente constituida, como es la que lleva el nombre de Antón Fernández, asentada en San Adrián de Cobres.

En este caso hizo que se controlaran 882 toneladas, limitándose su producción certificada como DOP a 716.

La descarga del mejillón no descansa

La descarga del mejillón no descansa Manuel Méndez

¿Quién nutre a la DOP?

Pero hay muchos más colectivos implicados. En realidad, la Denominación de Origen Protegida (DOP) Mexillón de Galicia se abastece de 39 entidades bateeiras. Son 40 si se suma el grupo formado por los productores no asociados.

Como se explicaba anteriormente, entre todas esas asociaciones u organizaciones hicieron que el Consello Regulador controlara el año pasado 88.205 toneladas netas de mejillón, certificándose con el sello de calidad 45.328 toneladas.

En base a los datos manejados por los diferentes grupos de bateeiros, a continuación se resume la aportación de cada uno de los que están registrados correspondiente al pasado ejercicio:

  • Opmega.

Como se decía antes, es una organización de productores en la que se integran once asociaciones o delegaciones, a las que en 2021 se controlaron 46.267 toneladas, despachando 24.216 con el sello de calidad. Su media de toneladas netas con DOP por batea fue de casi 40.

Descarga de mejillón en Porto Meloxo (O Grove). M.M.

  • Amegrove.

Destina una media de 3,3 toneladas por batea a la DOP, que el año pasado certificó a esta entidad grovense 982 toneladas de molusco, tras descargar para su control 1.155.

  • Illa de Arousa.

La producción controlada de la APM Illa fue de 1.760 toneladas, certificándose 1.497 tras una media de casi 10 toneladas con DOP por vivero.

  • No asociados.

Las 134 bateas de los bateeiros que no pertenecen a ninguna asociación alcanzaron las 5.000 tonelada netas controladas y certificaron con DOP casi 2.586.

  • A Marxa.

Fueron 6.809 toneladas las controladas por el Consello a esta asociación de productores con sede en Boiro; y 5.205 las toneladas certificadas.

32

Así se trabaja el mejillón en Galicia Faro de Vigo

  • Amebarraña.

Esta firma también boirense superó las 4.046 toneladas en los puntos de control del Consello Regulador en los diferentes puertos gallegos, despachando como DOP unas 1.489 toneladas.

  • Amevila.

Esta asociación de productores alcanzó las 1.187 toneladas controladas, siendo 484 de ellas vendidas como DOP.

  • Asprocom.

Los 54 viveros de esta asociación de O Grove generaron una media de 4 toneladas con DOP, alcanzado así un total certificado las 227 toneladas. Y hay que destacar que equivale al total controlado en puerto.

  • Rianxeira.

Al contrario de lo que sucede en el caso anterior, esta asociación asentada en Rianxo apenas alcanza los 470 kilos de media producida por batea con DOP, siendo 25 las toneladas certificadas con esta marca tras someter a control casi 91.

Mané Calvo, en la sede del Consello Regulador do Mexillón. | // FDV

  • APM A Ría.

Esta asociación de productores de mejillón cerró el ejercicio pasado con una cosecha controlada de 2.671 toneladas netas, quedándose con el sello DOP 1.005 toneladas de molusco.

  • APM Barbanza.

Su registro fue de 3.230 toneladas controladas y 1.003 certificadas.

  • San Amaro.

Con una media de 23 toneladas netas vinculadas a la DOP por batea, esta firma vilanovesa puso el sello a 902 toneladas tras controlar 2.918.

  • Promar.

Con sede en Vilanova, controló al abrigo del Consello 1.865 toneladas y puso la etiqueta a 712.

  • Moaña.

La APM Moaña superó ligeramente las mil toneladas con DOP, después de someter a control 2.558.

  • Proinsa.

Este grupo (Promotor Industrial Sadense) es uno de los pocos que controlan tanta producción como certifican: 948 toneladas.

  • Apromar.

Idéntica situación registra esta asociación de Ares-Betanzos, en su caso con algo menos de 37 toneladas.

  • A Boirense.

Ofrece una producción controlada de 2.042 toneladas, con 875 toneladas netas de DOP.

  • Xidoiros.

Alcanzó las 1.437 toneladas controladas y las 393 toneladas con DOP.

  • Mar de Arosa.

Superó ligeramente las 583 toneladas controladas y las 241 certificadas.

  • Egrome.

Esta entidad con sede en O Grove certificó todo lo que controló: 8 toneladas.

  • Santa María de Caleiro.

De casi 169 toneladas de mejillón controlado por el Consello marcó como DO algo menos de 63.

  • Mitigal.

Superó las 1.267 toneladas de mejillón sometido a control y rozó las 172 toneladas con DOP.

  • A Sarrosa.

Esta APM se quedó 122 toneladas DOP tras controlar 686.

  • A Bensa.

En este caso hay que hablar de casi pleno, ya que controló 1.164 toneladas y sacó al mercado 1.026 con DOP.

  • Punta Couso.

Un pleno que casi se alcanzó en este caso, con casi 97 toneladas.

Compartir el artículo

stats