Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una menor denuncia haber sufrido un pinchazo durante el concierto de Morad

La joven se presentó en el Cuartel de Cambados acompañada de su madre | El Concello pide “prudencia” en las redes sociales

Mientras la policía investiga los dos primeros casos de intento de sumisión química mediante pinchazo en Galicia, en Nigrán y en A Coruña, las redes sociales se llenaron anoche de denuncias de que el perverso fenómeno se estaba produciendo también en el concierto de Morad en Cambados en la noche del miércoles. Sin embargo, las autoridades municipales salieron rápido a desmentir los hechos.

“Desde el Servicio de Emergencias del Concello de Cambados queremos comunicar que es totalmente falso que se produjese ningún pinchazo durante el concierto de esta noche en Fefiñáns. Rogamos que, por favor, no alimentéis este tipo de bulos sin estar antes contrastado por las autoridades sanitarias o de emergencias”, colgó pasada la 1:00 de la madrugada en sus redes sociales el servicio de Emergencias, una publicación que se difundió también desde la cuenta oficial del ayuntamiento arousano.

Sin embargo, en la tarde de ayer, una menor, acompañada de su madre, se presentaba en el Cartel de la Guardia Civil y denunciaba que, durante la celebración del concierto, había sentido un pinchazo y, acto seguido, comenzó a sentirse mal. La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido mientras la polémica continúa en las redes sociales, vinculando los desmayos sufridos por un considerable número de jóvenes a causa del calor, con pinchazos de sumisión química, algo que desde el concello se desmentía en todos los comunicados.

Fuentes del Sergas, por su parte, han detallado que las Urgencias del Hospital de O Salnés atendieron la pasada noche tres casos de chicas que asistieron a la actuación de Morad. En dos casos las jóvenes presentaban síntomas de sendos ataques de ansiedad y la tercera sí refirió haber recibido un pinchazo, pero en las analíticas no se detectó la presencia de químicos ni de otros elementos extraños. Tampoco existe constancia de que ninguna de las supuestamente afectadas hubiese sufrido una agresión sexual o el robo de sus pertenencias, actos delictivos para los que se suele utilizar la sumisión química.

El alcalde de Cambados, Samuel Lago, salió esta mañana a desmentir, de forma tajante que “se hayan registrado pinchazos de sumisión química durante el concierto de Morad”. Lago apunta que “hubo un amplio dispositivo de seguridad, con Guardia Civil y Policía Local tanto de paisano como de uniforme, así como emergencias y seguridad privada”. El regidor reconoce que “hubo varios casos de lipotimias y síncopes, tanto en hombres como en mujeres, todos ellos muy jóvenes, derivados por el calor, los nervios y las horas de espera sin comer y beber”. De forma paralela, también se registraron crisis de ansiedad a medida que se iba extendiendo el bulo por el interior de la plaza de Fefiñáns.

“Estuvo en el lugar donde se atendió a todos esos jóvenes, y ninguno de ellos mostró indicios de pinchazos o sumisión; tan solo hubo una persona que se derivó al Hospital de O Salnés, desde donde nos afirman que no hay ningún indicio de que hubiese sido drogada”, explica.

Lago hace un llamamiento a todas las personas que están difundiendo e “bulo” d e los pinchazos a que dejen su actitud, ya que están contribuyendo a causar “una alarma social totalmente injustificada”.

Compartir el artículo

stats