Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En marcha las obras del primer Camino Escolar Seguro de Vilagarcía

Los trabajos empezaron por Xunqueira y seguirán por Matosinhos y Doutor Tourón | Las empresas intentarán agilizar para que al inicio de curso la zona de circulación esté libre | El plazo de ejecución es de 4 meses

La fase que le corresponde a Covsa afecta a Rúa Xunqueira y comenzó a ejecutarse esta semana. | // NOÉ PARGA

Las obras para dotar a Vilagarcía de su primer Camino Escolar Seguro arrancaron esta semana en la calle Xunqueira de la mano de Covsa. Después de las fiestas de San Roque la empresa adjudicataria de la otra fase, Galsur, comenzará en la avenida Matosinhos y un tramo de Doutor Tourón, con la intención de que ambas fases se lleven a cabo de forma prácticamente simultánea.

Hay que tener en cuenta que el convenio de la construcción fija un periodo de vacaciones entre el 12 y el 20 de agosto, por lo que durante esos días las obras estarán totalmente paralizadas. No obstante, según apuntan desde Ravella, tanto Covsa como Galsur se han comprometido a “adelantar al máximo los trabajos durante el primer mes, de forma que la plataforma de circulación esté libre para el inicio del curso y las obras se centren en los restantes aspectos que contempla el proyecto”. El plazo de ejecución es de cuatro meses.

Medio millón de euros

Sendas fases suponen una inversión de 546.184 euros. Se trata de un proyecto de movilidad sostenible y de seguridad vial cofinanciado con fondos europeos.

El Concello de Vilagarcía defiende que los Caminos Escolares Seguros pretenden mejorar la seguridad vial en la zona (en este caso en el complejo escolar de A Lomba), así como promover los itinerarios a pie en detrimento del coche y facilitar la convivencia de los distintos medios de desplazamiento (andando, en bicicleta, en coche o en autobús escolar).

Un millar de personas al día

El gobierno socialista decidió comenzar por la zona de A Lomba-Matosinhos por ser la más grande del municipio, ya que en ella se encuentran cuatro centros educativos (la escuela infantil municipal y los colegios Vagalume, Arealonga y A Lomba), así como por el importante flujo de peatones y vehículos que registra cada día (cerca de un millar de personas entre alumnos, profesores y familias).

Además, no hay infraestructura para el uso de la bicicleta y tampoco aceras en algunos tramos, entre otras deficiencias en materia de accesibilidad. Esta suma de factores “convierten el entorno en un punto de especial riesgo para los peatones, mayoritariamente niños y niñas, una situación que se pretende cambiar con la actuación a llevar a cabo”, exponen fuentes municipales.

Las obras promovidas por la Concejalía de Mobilidade que dirige Paola María Mochales contemplan el ensanche y/o construcción de aceras, eliminación de barreras arquitectónicas, ciclovías y zonas específicas de aparcamiento para el transporte escolar, nuevo mobiliario urbano e iluminación led y la creación del “bico e vai”, un espacio de estacionamiento limitado para que los padres realicen una “breve parada” y puedan dejar y recoger a sus hijos “con seguridad”.

Compartir el artículo

stats